perfil en facebook

4/01/2016

Hacer la paz con los 'elenos'


Santiago Villarreal Cuéllar

La Unión Camilista Ejército de Liberación Nacional E.L.N., fue fundada por un grupo de estudiantes becados por el gobierno cubano en la década de los años sesenta. Entre los principales líderes que participaron de su lanzamiento el 04 de julio de 1964, estaban Fabio Castaño, Ricardo Lara Parada, Víctor Medina Morón, Luis Rovira, Heriberto Espitia, José Merchán y Mario Hernández. Posteriormente se unirían varios sacerdotes partidarios de la teología de la liberación como Camilo Torres y Manuel Pérez. El eln se ha destacado por ser una organización estudiosa, proselitista, panfletaria, y de permanente debate ideológico sobre los diferentes problemas políticos, sociales y filosóficos del país. Por su composición de militantes intelectuales, esta organización armada es quizá, fuera del antiguo M-19, la más ilustrada de las guerrillas colombianas. Seguramente, fruto de esos debates internos permanentes, esta agrupación ha sido renuente a participar de los diálogos con distintos gobiernos que han planteado la solución negociada al conflicto armado en Colombia. 

Pero ahora parece que se pusieron de acuerdo y comenzaron un proceso de negociación con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, que se ha jugado sus dos mandatos en la búsqueda de un diálogo que culmine con la desmovilización y desarme de las guerrillas que por sesenta años persisten en una salida armada. Esta agrupación alzada en armas, al igual que las farc, no han podido ser derrotadas militarmente por los diferentes gobiernos que optaron por la vía represiva para tratar de acabar con la insurgencia. En algunos años han menguado su accionar, dando una percepción de haber sido acabados, pero luego resurgen con agresividad dando golpes espectaculares que en muchas ocasiones han afectado a la población civil.

Celebramos esta decisión de sentarse a conversar y apoyamos incondicionalmente este gesto histórico. El proceso no será fácil pues los enemigos de siempre saldrán a desmotivar. Pero podrá más el interés nacional de ver el futuro de Colombia sin los ríos de sangre que nos tocó vivir a nosotros.     


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario