perfil en facebook

8/04/2011

¿PORQUÉ INGRESAR A UNA SECTA?


Por Santiago Villarreal Cuéllar
Son múltiples las razones para ingresar a una secta. Pero en la mayoría de los casos la persona es captada. A diario "misioneros" de la secta golpean a la puerta llevando el "mensaje." Otras razones son:
Angustia individual
Muchas personas se encuentran con un vació en su hogar. Mujeres cuyos maridos son infieles, alcohólicos, consumidores de alucinógenos, no son afectivos. Violencia intrafamiliar. Hombres con problemas conyugales, económicos y sociales. Adolescentes incomprendidos por sus padres y familiares. Falta de comunicación en el hogar.
Algunos de estos elementos, o todos juntos, son verdaderos caldos de cultivo para ser captados por las sectas. En la Iglesia Católica no reciben orientación. En las misas la mayoría de la gente no se conoce. No existe confianza y no hay a quien contarle los problemas. Muchos sacerdotes no saben orientar.
Angustia social
Un planeta que vive en guerra permanente causa desesperanza. Una vida llena de dificultades económicas. Una sociedad individualista donde la solidaridad ha pasado de moda. El desempleo produce una de las mayores angustias emocionales. Se ha perdido el sentido de vida.
Pensamiento de tipo mágico
Muy común en América Latina, donde la gente es supremamente creyente en lo sobrenatural, lo mágico, lo abstracto. Pensamiento y creencias supersticiosas. Todos esos aspectos son herencia de la mitología religiosa indígena y la mescla del misticismo católico.
Bajo nivel académico
Vivimos en un continente donde los niveles educativos son muy bajos. La mayoría apenas tiene conocimientos básicos. La educación superior es baja. La televisión reemplaza la educación y sus pantallas nos bombardean con horóscopos, mensajes religiosos y sectarios. La prensa escrita está llena de anuncios de brujos, "maestros" y pócimas mágicas.
Todos esos elementos hacen susceptibles a las personas para ser inducidos por los "misioneros." No es difícil para los sectarios captar esa clase de personas. Abundan a diario y en todas partes. El inducido cree haber encontrado una válvula de escape a sus problemas y cae en los tentáculos de estas sectas.



SANTIAGO VILLARREAL CUELLAR
http://nuevaera66.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario