Bienvenidos a Nueva Era, el espacio de opinión

Este blog pertenece a Santiago Villarreal Cuéllar, periodista y escritor.

Política Nacional

Noticias y opiniones sobre la realidad nacional.

Cultura

Artículos sobre difusión cultural

Salud

Artículos sobre las ciencias de la salud (patologías y descubrimientos)

Latinoamérica

Noticias, opiniones y análisis sobre la realidad de nuestro continente.

Sectas y religión

Análisis sobre las diferentes manifestaciones religiosas y filosóficas de nuestro planeta.

Internacional

Descubra aquí los últimos acontecimientos mundiales, comentados y analizados con seriedad.

Noticias locales

Entérese de lo que ocurre en el sur del Huila y sus comentarios.

Sexualidad

Análisis científico sobre la sexualidad humana

Economía

Noticias comentadas sobre los acontecimientos económicos del mundo.

Medio Ambiente

Infórmese sobre los diferentes problemas relacionados con la fauna, flora y medio ambiente en general.

perfil en facebook

7/11/2017

El mejor afrodisíaco del mundo


Santiago Villarreal Cuéllar

Comer cangrejos produce efectos afrodisíacos, afirman algunas culturas de diferentes partes del mundo. Las ostras, mejillones, camarones y demás manjares marinos han sido asociados a la libido y la fertilidad masculina. Y ni hablar de vegetales cuya lista es extensa. En varias partes del mundo elaboran compuestos de vegetales, animales y hasta minerales para lograr una erección o tratar de procrear en aquellas parejas que tienen dificultades para engendrar hijos. La ignorancia sobre las ciencias de la sexualidad ha hecho que la culpable sea siempre la mujer, dejando al macho a un lado. Los hombres por su parte prefieren la pobreza económica o cualquier otra calamidad, pero se aterran cuando observan que su pene no responde a los estímulos de una hembra. Verdaderos momentos de pánico viven cuando tienen una erección y al momento de la penetración su órgano se ladea como si fuera un artefacto gelatinoso. Es allí cuando recuren a toda clase de tratamientos conocidos y desconocidos, caseros o exóticos para tratar de levantar ese monumento caído en desgracia.

Hemos afirmado en diferentes oportunidades que cuando este fenómeno esté sucediendo debe acudir al médico, y sin pena o vergüenza, contar su falencia. Es muy seguro que el profesional evaluará su caso, ordenará los exámenes necesarios para diagnosticar la patología y recomendar el tratamiento adecuado. A veces no es tan grave como parece y en muchas ocasiones, dolencias crónicas como colesterol alto, triglicéridos, hipertensión, diabetes o depresión, suelen ser las causantes de esta situación.

La mente está asociada a la sexualidad y uno de los principales órganos son los ojos. No existe mejor afrodisíaco que ver una relación sexual, o genital. Y gústenos o no, la pornografía ha constituido el mejor afrodisíaco conocido. Revistas con ilustraciones, fotos, cuentos, historias sobre relaciones sexuales, levantan el deseo sexual de hombres y mujeres. Y ni qué decir de las películas y vídeos pornográficos. Estos hacen verdaderos milagros, y más de un terapeuta sexual los utiliza para corregir esta patología.     
  


7/02/2017

El fantasma del Guáimaro del Alto Yuma


Santiago Villarreal Cuéllar

Los bramidos emitidos se asimilaban al de esos toros prietos llamando la manada para impedir el desvío de la vacada. Solo que en esas lejanas épocas no existía ganado vacuno en las estribaciones del Macizo colombiano, y cuando se escuchaba el terrible ruido, los aborígenes habitantes de las orillas del río Yuma (Magdalena) sabían muy bien de quien se trataba. Era el llanto del Guáimaro, buscando algún humano en las oscuras aguas, quizá un pescador desprevenido, o alguien bañándose en la oscuridad de la noche. El Guáimaro, espíritu tenebroso del Alto Yuma, se alimentaba de carne humana, y si era joven mucho mejor, y si ese cuerpo joven era de sexo femenino, el depredador gritaba feliz, dando gracias a los dioses de las tinieblas por permitir ese manjar exquisito que fortalecía su horroroso cuerpo, solo visto por unos pocos aborígenes que sobrevivieron milagrosamente para describir esa figura del más allá, del “otro lado,” de la Cuarta Dimensión Extrasensorial, como dirían siglos después los gnósticos y masones.

El Guáimaro se paseaba por el lecho del río, desde el lugar de origen hasta más allá del sitio llamado Pericongo, lugar de misterios, de muerte y sacrificios humanos, que aun hasta hace unos años fue el escenario de verdugos que torturaban a sus víctimas y luego los asesinaban, arrojándolos al abismo, convirtiéndolo así en cementerio de humanos anónimos.

Pero el tenebroso depredador también fue conocido en algunos países centroamericanos. En los densos bosques de Costa Rica, las selvas del norte de Guatemala y los húmedos rastrojos de los estados sureños de México, muchos abuelos cuentan el avistamiento de este terrible fantasma. Algunos recuerdan cómo de sus malolientes y arrugadas fauces, destilaban gruesos chorros viscosos, mitad saliva, mitad sangre humana. Con la llegada del invasor español, el Guáimaro alcanzó a probar algunos bocados de carne Ibérica, pero nunca llegó a comer todo el cuerpo de los intrusos. Parece que esa carne extranjera no era tan exquisita como la aborigen.             


6/24/2017

El retorno de la chuspa de papel


Santiago Villarreal Cuéllar

En mi niñez comprábamos  el arroz, la sal, el azúcar y la harina empacados en chuspas de papel. Recuerdo esas viejas estanterías de madera oliendo a cucaracha, repletas de libras de los alimentos empacados en chuspas. A veces uno pedía una libra de azúcar y le vendían sal. Al llegar a casa recibía un fuerte regaño de mi madre porque ella aseguraba que era yo, y no la ventera quien se había equivocado. Recuerdo ver el reguero de azúcar o arroz cuando la chuspa se humedecía camino a casa y se rompía. A uno le parecía que el mundo se rasgaba porque el regaño era aterrador. A principios de la década de los setenta, irrumpió el arroz en caja de cartón proveniente de los Estados Unidos. Pronto la empresa Flor Huila, imitó ese empaque bellamente decorado.

A comienzos de los ochenta nos empezó a invadir el plástico. El arroz, la sal, azúcar y muchos más productos alimenticios, comenzaron a ser empacados en bolsas de ese material. Venezuela era el principal proveedor para Colombia y otros países suramericanos, de materiales plásticos. En menos que se rasca una gata, todo se volvió plástico. Los tarros, las botellas, los bellos frascos en que venían las golosinas, los útiles escolares, las mesas, sillas, platos, pocillos y en Europa hasta la bicicleta llegó a ser de plástico. Este material, mucho más barato, desplazó el vidrio, el papel, la madera, el bejuco y hasta el fíque con el que se elaboraba de forma artesanal, lazos y costales. El noble rejo de cuero de res fue reemplazado por la soga de fibra de plástico.


Hace unos diez años, se comenzó descubrir el terrible daño ambiental ocasionado por este material. Bolsas que no se descomponen sino en cientos de años, botellas y tarros encontrados en las barrigas de tortugas y tiburones, y en algunos países asiáticos, ríos inundados de materiales plásticos. A buena hora comienza a retornar la chuspa de papel.       

6/15/2017

Relación del Reggetón con el satanismo


Santiago Villarreal Cuéllar

El Reggetón es un género musical originario de América Latina y los países caribeños, cuyos orígenes se remontan al finalizar los años setenta. Es una mezcla de reggae jamaiquino con melodías panameñas, cuyos arreglos musicales tienen una variedad de letras y ritmos como el pop y el rap. El baile rítmico asociado al Reggetón son extracciones de la cultura boricha afro-descendiente cuyos orígenes son religiosos. Los movimientos sensuales de los cuerpos durante el baile imitan el acto natural por el cual los seres humanos llegan a la procreación. No posee nada de malo, pero las mentes maliciosas, educadas bajo dogmas religiosos cristianos, hacen ver un baile natural como algo pecaminoso.

Predicadores cristianos acusan al Reggetón de ser una música “mala,” pecaminosa y hasta satánica, sin profundizar en sus raíces culturales, etimológicas y antropológicas. No obstante, algunas denominaciones cristianas de Puerto Rico, República Dominicana y Estados Unidos, hacen alabanzas utilizando ritmos de reggae y Reggetón. Cambian la letra de la canción original y la arreglan con letras afines a Jesús o Jehová. En pocas palabras, es “mala” esta música cuando es cantada por artistas no conversos, y es “buena” cuando ellos la usan para atraer nuevos fieles.


En cuanto a su relación con el satanismo, tenemos que definir qué es esta doctrina. El mote de satanismo se da a ciertas corrientes de pensamiento religioso cuyos orígenes se remontan a las antiguas religiones nórdicas y alemanas. Las creencias de la religión hiperbórea con su dios Wotan, sus espíritus elementales del agua, los animales, las plantas y sus runas como forma de adoración a distintos dioses, hicieron de esta corriente politeísta una creencia que predominó en el norte de Europa, hasta la llegada de las cruzadas y la imposición del cristianismo católico. Sin embargo, estas creencias no murieron y aún en nuestros días se practican en varias partes del mundo, donde son calificadas de sectas satánicas. Conclusión: no existe ninguna relación del Reggetón con el satanismo.               

6/02/2017

Mujeres cocaleras


Santiago Villareal Cuéllar

El arbusto de coca es originario de la cordillera de los Andes, donde las comunidades ancestrales, aimaras, quechuas, incas y demás etnias la utilizaban para alimentarse y realizar ritos sagrados. Aun en nuestros días esta planta es considerada sagrada por comunidades ancestrales. Y no es para menos, según los estudios realizados hace más de diez años en Francia, la hoja de coca posee más de 150 substancias calóricas, nutricionales, medicinales, y claro está, alcaloides como el clorhidrato de cocaína utilizada para la producción de lidocaína y otras substancias genéricas para la elaboración de anestesias. El uso con fines recreativos o consumo del alcaloide es reciente, y ha sido la causa de la declaratoria de ilegalidad del cultivo y comercialización en países suramericanos, con excepción de Bolivia, que bajo el gobierno de Evo Morales logró legalizar miles de hectáreas de cultivo con fines industriales. Muchas personas ignoran que algunas bebidas gaseosas como las colas y energéticas, poseen dosis mínimas del alcaloide.

A buena hora en el departamento del Putumayo, se constituyó la Asociación de Mujeres Cocaleras, compuesta por campesinas que por muchos años han sembrado coca, industrializando artesanalmente la hoja para extraer el clorhidrato de cocaína y comercializarlo ilegalmente. ¿Pero cuáles son los fines de esta agremiación? Solicitar al gobierno colombiano flexibilizar la legislación con relación al cultivo y comercialización de la planta sagrada. En lenguaje sencillo, despenalizar la siembra, manipulación y consumo de productos derivados de la coca. Si la Corte Constitucional dio un gigantesco paso al legalizar la dosis personal de estupefacientes, incluida la cocaína, por qué no despenalizar la siembra de la planta.


Sería un gran avance para empezar a utilizar esta maravillosa hoja con fines alimenticios, medicinales, y quien así lo decida en aras del libre desarrollo de su personalidad, que la consuma con fines recreativos. Legalizar el cultivo de coca, disminuiría los altos índices de violencia ocasionados en amplias zonas del país donde es monopolio de mafias, y sería más fácil combatir su consumo.