perfil en facebook

10/26/2014

Comunicación y sexualidad




Santiago Villarreal Cuéllar

La sexualidad en sí es una forma de comunicación entre humanos. Como hemos dicho, la sexualidad expresada mediante abrazos, caricias, besos, masajes, es la comunicación donde manifestamos afecto y cariño por otra persona. Existen muchas formas de comunicarnos sexualmente. La oral es una forma mediante el lenguaje verbal, pero también nuestro cuerpo posee un lenguaje particular y esta es la forma más primitiva utilizada por las especies vivientes. En la alambrada de nuestra inteligencia, el cerebro humano guarda diferentes formas de expresar su sexualidad. El enamoramiento entre humanos constituye una expresión corporal. En diferentes culturas, las personas se enamoran de otras por su físico, el color de la piel, los ojos, labios, algunas zonas u órganos del cuerpo. Muchas veces una mirada es suficiente para sentir atracción por otra persona. También el olor emitido por nuestro cuerpo puede llegar a atraer o rechazar  una persona. Esta forma es conocida en la microbiología como la expresión de las feromonas, presente en todos los seres vivientes.

La otra forma de comunicación es la expresada mediante el lenguaje verbal o escrito. Una persona puede expresar mediante palabras lo mucho que está enamorada de la otra, cuánto la quiere y muchas  otras expresiones sexuales. Cuando se llega a una relación genital, es decir, cuando se va a copular,  las dos formas de expresión juegan un papel fundamental. Muchas personas pueden llegar a copular, convenciendo la otra mediante el diálogo, es decir el lenguaje hablado; o también lo hacen mediante   la comunicación escrita. Un gran porcentaje de personas accede a la copulación mediante la comunicación hablada o escrita. Pero quizá la mejor forma de llegar a convencer a una persona de  acceder a una relación genital, es mediante el lenguaje del cuerpo. Dejar que el cuerpo hable, por medio de caricias, besos, masajes y otras formas de toques, hace que la otra persona llegue a permitir una relación genital sin expresar una palabra. Esa es la maravilla de la comunicación en sus diferentes formas en la sexualidad.           


Reacciones:

2 comentarios:

Es cierto: las feromonas nos ayudan en el magico ritual de la sexualidad.
Hay quienes con su presencia motivan al sexo opuesto y con el lenguaje verbal acaban de estimular los instintos del otro.
Pero la sociedad en ocasiones no es aceptado esta magia y el ser humano es muy temeroso de manifestar sus deseos.

Publicar un comentario