perfil en facebook

1/30/2012

MITOS SEXUALES III. UN PENE "GRANDE" ES MEJOR





Por: Santiago Villarreal Cuellar
Este mito está bastante generalizado en muchas partes del mundo, pero especialmente en Latino-América, donde la cultura machista ha inculcado en las mentes de hombres, mujeres y homosexuales, la falsa creencia que un órgano masculino, o hablando más claro: un pene de gran tamaño, produce mucho más placer durante la relación genital que uno “pequeño.”
En algunas culturas totalmente ignorantes en materia de sexología, se tiene la falsa creencia que un pene demasiado “grande” dificulta las relaciones genitales con la mujer. Que podría estropearla, que no cabe dentro del órgano  femenino, mientras en otras se dice que entre más grande sea el tamaño, la relación genital, será más placentera.
Nada más lejos de la realidad. Estas creencias se han popularizado entre las culturas, que nada saben acerca de la sexualidad humana. Y lo que es peor: continúan diseminándose entre las gentes, debido a que no existe una educación sexual científica. Por el contrario, se cree más en lo que dicen en la televisión, en los corrillos callejeros, o de quienes se consideran “sabios” en esta materia.
Pero examinemos cada caso en particular. Un pene nunca será demasiado “grande” para ser alojado en el órgano femenino. La vagina de la mujer es un órgano bastante elástico. Para explicar mejor, es algo así como un calcetín que se dilata lo suficiente para adaptarse a los pies. Recordemos además, que el órgano femenino se dilata tanto, que un bebé recién nacido cabe en el mismo al momento de nacer. Ningún pene masculino será del tamaño de un bebé recién nacido, a menos que sea un pene enfermo, por lo que no sería posible tener relaciones genitales. Es decir, que toda mujer posee una vagina apta para recibir un pene de cualquier tamaño. En cuanto al placer genital en la mujer, debemos recordar que este se origina en el órgano llamado clítoris, el cual se encuentra muy cerca de los labios superiores de la vagina. Cualquier pene, por pequeño que sea, alcanza a rozar ese lugar produciendo placer. No es en lo profundo de la vagina donde se genera placer, sino en el órgano ya mencionado.
El grado de placer que una mujer puede sentir durante una relación, nada tiene que ver con el tamaño del pene masculino. El papel fundamental para tener unas relaciones genitales placenteras, está en la forma, el estado de ánimo, la actitud mental, la comunicación y el deseo que esta posea por el individuo. Si no hay química, si las feromonas de la pareja no compaginan, nunca sentirá un placer satisfactorio. Ahora, si el hombre no sabe utilizar su órgano al momento de realizar una relación, si sufre de eyaculación precoz, o no sabe estimular lo suficiente a su compañera, esta no quedará satisfecha, así sea el hombre más dotado del mundo.

     
  
    

Reacciones:

1 comentarios:

Buenos días, Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Estuve leyendo tu blog y estoy muy interesado en contactar con vosotros. Me parece que la información es muy interesante y actual. Tenéis algún mail de contacto directo? Os dejo mi mail, moseofree@gmail.com espero poder conversar con vosotros. Un saludo,
*Por favor si respondes a mi solicitud, indícame la URL de tu web para recordarte!!!

Manuel.

Publicar un comentario