perfil en facebook

1/26/2012

LA COCA ES FUENTE DE VIDA




Santiago Villarreal Cuéllar
La acción de tutela instaurada por comunidades indígenas que ordenó el desmonte del comercial gubernamental que decía: “la coca es la mata que mata,” fue un acierto. Hace miles de años, los aborígenes que pueblan la zona andina de nuestro hermoso continente americano, utilizan la noble planta de coca para suplir necesidades nutricionales. En las laderas de aquellas altas montañas, las necesidades calóricas del cuerpo humano son más exigentes. Esas comunidades consumen hojas de coca (mambe) y con ello complementan su dieta alimenticia.
En la década de los años cincuenta del siglo pasado, algunos laboratorios europeos analizaron la hoja de coca. Descubrieron una cantidad de substancias beneficiosas para la salud humana. Es rica en nutrientes, lo mismo que en minerales y elementos proveedores de energía. Posee grandes cantidades de dextrosa, substancia indispensable para la hidratación del cuerpo. Pero también contiene el clorhidrato de cocaína, elemento utilizado en farmacéutica para elaborar anestesias y analgésicos fuertes. Y allí radica el problema. Porque el hombre llamado “civilizado,” convirtió dicha substancia en un poderoso estimulante.
Las equivocadas políticas para combatir el consumo de substancias alucinógenas y estimulantes, creó leyes que estigmatizaron la planta de coca, en la mayoría de países del mundo. Pero no es la mata de coca la que mata a las personas, sino el mal uso que de ella han hecho. Por el contrario. La hoja de coca constituye una verdadera fuente de vida, si se utiliza de acuerdo a los legados  aborígenes.
El problema de la farmacodependencia, es un asunto que debe tratarse desde el punto de vista sanitario. La compleja mente humana, posee muchos vacíos, angustias, ansiedades y una gran falta de afecto. Cuando esas necesidades no son suplidas con estímulos de otros humanos, el individuo se ve en la obligación de recurrir a substancias estimulantes que llenen esos vacíos. Por tal razón, en vano combatirán por medio de la represión el uso de narcóticos. Pero mientras el humano exista sobre la tierra, siempre recurrirá a ellos.      
 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario