perfil en facebook

1/20/2017

Ecuador y el salto al futuro


Santiago Villareal Cuéllar
Hace diez años Ecuador era un país inestable políticamente, inviable económicamente. En los diez años anteriores hubo siete presidentes, la mayoría de facto, pues el bravo pueblo ecuatoriano se resistió pacíficamente a dejarse imponer el modelo económico neo-liberal que esos gobiernos quisieron implementar. Saqueado por políticos corruptos, manipulado por banqueros y empresarios inescrupulosos, Ecuador se parecía a lo que hoy vive Colombia.
La llegada del economista Rafael Correa, con su Revolución Ciudadana, no solo truncó los aires neo-liberales en lo económico, sino que estabilizó políticamente la nación. Nunca en la historia de este país se ha visto tanto cambio favorable para el ser humano como en este decenio, llamada con razón la década ganada. Del 2007 al 2017, el Ecuador es un país moderno, saltando de unos bajísimos niveles de vida a unas condiciones de ingreso percapita por habitante similares a los de Chile o el Uruguay. Además, se posicionó como el tercer país más equitativo de América Latina.
Hoy, el Ecuador tiene un sistema universal de salud gratuito y de excelente calidad para todas las personas. De tener una salud mercantilizada como la mayoría de países que conservan el modelo neo-liberal, pasó a una salud humanizada donde los enfermos no se mueren por falta de dinero para pagar este vital servicio. Una educación gratuita hasta la universidad. Pero esa gratuidad es integral: ningún costo en matrículas y pensiones, suministro de útiles escolares, incluyendo alimentación, transporte, uniformes, y zapatos. Una pensión universal para todos los mayores de sesenta años y lo más importante: las personas con discapacidad física o mental permanente reciben un salario mínimo mensual, además de ser capacitados en escuelas y universidades para hacerlos seres útiles a la sociedad.
Pero si en la parte humana saltó al futuro, en materia de obras públicas el progreso es fenomenal. En estos diez años pasó de ser importador a exportador de energía eléctrica. Se construyeron miles de kilómetros de modernas carreteras y mejoraron otro tanto las existentes. Podemos decir que con Rafael Correa, Ecuador saltó al futuro.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario