perfil en facebook

12/03/2016

Las buenas acciones de Fidel Castro


Santiago Villarreal Cuéllar

Mucho se ha dicho de lo bueno y lo malo de Fidel Castro, después de su muerte. Me limitaré a mostrar las buenas acciones del régimen desde la llegada al poder el 01 de enero de 1959. Escribo con conocimiento de causa porque conozco la isla. La he visitado en tres oportunidades, no como turista, sino como invitado, pernotando varios meses.

Tiene el mejor sistema de salud completamente gratis para todos los humanos, sin exclusiones de ninguna naturaleza. La salud es humana como derecho fundamental, pero ante todo es preventiva pues los médicos y para-médicos adelantan diariamente campañas para prevenir las enfermedades. La mortalidad infantil es mínima y la longevidad alcanza los 79 años promedio, pero hay muchos ancianos de 90 y cien años, bien atendidos y no en la indigencia como en nuestros países mal llamados libres. La educación es obligatoria y gratuita hasta la universidad y de muy buena calidad. Hay un maestro por cada diez alumnos, completamente personalizada y humanizada, donde no solo enseñan conocimientos, sino un profundo sentido del humanismo y la solidaridad. El estado suministra el bono alimentario a todas las familias del país, sin distinguir de nacionalidad. Esto garantiza la seguridad alimentaria para todos los humanos y nadie aguanta hambre. Todos los alimentos son racionados, pero nadie se queda sin un suministro básico. Nadie mendiga limosna porque todo ser humano tiene lo básicamente necesario para subsistir, así no sea en abundancia. Nadie duerme en las calles, ni existen los llamados “habitantes de calle,” como en nuestros países, y mucho menos niños. Estos tienen una prioridad especial en todos los ámbitos. Nadie es propietario de su casa, pero el arriendo estatal es simbólico y se descuenta del salario mensual por lo que nadie es desalojado de sus viviendas.

Nadie debe esperar cambios debido a la muerte de Fidel, porque la inmensa mayoría de cubanos viven felices con su sistema de vida, y están dispuestos a defender ese modelo incluso ofrendando la vida.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario