perfil en facebook

12/01/2016

Impresionante homenaje a Fidel Castro


Santiago Villarreal Cuéllar

Cuando murió el presidente argentino Juan Domingo Perón, hubo doce días de duelo, diez de ellos dedicados a un impresionante desfile nunca antes visto en alguna parte del planeta. Yo tenía ocho años cuando por la televisión contemplaba esas imágenes y me preguntaba qué hace que la gente quiera tanto a un líder, que aún después de muerto lloren, griten y deseen que no se vaya. Todavía el espíritu de Perón sirve de inspiración y guía a muchos políticos argentinos. Para millones él es un santo, aunque no canonizado por la Iglesia Católica.

Solo volví a ver esos desfiles en Caracas Venezuela, durante los funerales del extinto Hugo Rafael Chávez Frías, en marzo de 2013. Pero el desfile más impresionante lo hemos visto en estos días, durante los funerales del líder de la revolución cubana Fidel Alejandro Castro Rus. En la Plaza de la Revolución, millones de cubanos, diplomáticos, gente asilada y refugiada en la isla, han transitado por el sitio donde reposan las cenizas del comandante.


La impresionante despedida llenó una de las más emblemáticas avenidas de la Habana, donde todo un pueblo se aglomeró para despedir a su líder. Ante semejante homenaje, uno se pregunta: ¿Así de malo era Fidel?     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario