perfil en facebook

11/24/2016

La paz pegada con babas


Santiago Villarreal Cuéllar

Esta vez no celebro con euforia la firma del “nuevo” acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla de las farc, porque el presidente Santos, y seguramente la insurgencia, en su afán de poner en marcha el proceso estancado por la derrota del 02 de octubre, maquillaron los acuerdos sin tener en cuenta las recomendaciones de fondo hechas por los vencedores. En cualquier democracia, quien pierde debe acatar al ganador. Pero aquí se pasaron por la faja el resultado electoral y continuaron improvisando para finalmente imponer por su cuenta aquello que las mayorías rechazaron en las urnas. Peligroso precedente para un establecimiento de por sí deslegitimado por la corrupción imperante desde hace muchos años, y porque la franja que votó el 02 de octubre tampoco representa la mayoría del país, sino esa minoría que siempre acude a votar, unos por convicción y otros por las dádivas que reparten.

El congreso aprobará los acuerdos porque el gobierno tiene allí sus mayorías, unas compradas con las prebendas del poder, y otras como la izquierda que lo harán por convicción y su vocación de una paz negociada. Pero el sector de la derecha guerrerista liderada por el ex presidente Uribe, continuará alborotado, y no sin razón, agitando esta vez las banderas con miras a las próximas elecciones presidenciales, en las que seguramente ganarán, y el nuevo jefe de estado sin lugar a dudas echará al traste estos acuerdos pegados con babas.

Me preocupa el futuro del país porque voté a favor del procesos de paz, pero soy consciente que perdimos, y lo obvio sería escuchar con calma, con respeto a los vencedores, y tratar de negociar de verdad las propuestas de ellos, que querámoslo o no, fueron las que esa franja decidió apoyar en las urnas. Una paz sin reformas estructurales, una guerrilla que entrega sus armas sin muchas garantías a futuro, sumado a la reactivación de grupos para-militares, puede ser el preámbulo para otra guerra.           



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario