perfil en facebook

11/21/2016

Preocupante situación de la prensa libre del Huila


Santiago Villarreal Cuéllar

En los últimos meses se acrecienta la agresión oficial contra la prensa libre del departamento del Huila al Sur de Colombia, específicamente sobre aquellos periodistas y medios independientes.

En la fecha 21 de noviembre de 2016, los periodistas directivos de la página web Onda Opina, denunciaron amenazas contra su integridad. A esto se suma la amenaza judicial proferida por el alcalde del municipio de Neiva capital del Huila, quien anunció que demandará a las directivas de esta página web por los delitos de injuria y calumnia por haber publicado una noticia, presuntamente falsa sobre un supuesto ofrecimiento de dinero por parte del burgomaestre a concejales de esa ciudad para que respaldaran un proyecto de acuerdo.

Según el alcalde de Neiva Rodrigo Lara Sánchez, los periodistas no presentan pruebas, ni delatan la fuente de la información publicada, olvidando el mandatario que los periodistas no estamos obligados a presentar pruebas de ninguna naturaleza, ni mucho menos revelar la fuente de donde proviene una información.

Pero no es solo el mandatario neivano quien pretende sellar la voz de la prensa independiente y libre del Huila. El señor gobernador de este departamento, Carlos Julio González Villa, enojado por una columna que escribí el tres de octubre de este año, también sugirió a los propietarios del diario La Nación, no seguir publicando mis escritos en ese medio. Ante ese reprochable hecho, elevé mediante escrito una denuncia ante la Comisión Interamericana de Prensa, y ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, filial de la OEA, para que estas dos entidades internacionales tengan conocimiento de los serios peligros que corre la libertad de prensa en el departamento del Huila, proferidas por la censura oficial.

Despierta curiosidad y extrañeza que sean personas formadas en facultades de las ciencias sociales y humanas, en el caso de Lara Sánchez quien es médico de profesión, y del psicólogo Carlos Julio González Villa, quienes muestren su intolerancia y desdén hacia la prensa libre e independiente.

La prensa huilense ha puesto dos muertos en el ejercicio de su profesión libre. Hace 18 años fue asesinado en Pitalito el periodista Nelson Carvajal, cuyo crimen permanece en completa impunidad, y el 10 de octubre de 2015, la periodista Flor Alba Núñez Vagas, también cayó víctima de las balas asesinas y la investigación judicial aún no ha concluido.      
    


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario