perfil en facebook

11/11/2016

El gobernador ofendido


Santiago Villarreal Cuéllar

Muy ofendido se mostró el gobernador del Huila Carlos Julio González Villa, el pasado mes de octubre cuando leyó una de mis columnas publicadas en un diario regional, donde manifesté el inconformismo, que es el mismo que sienten miles de huilenses decepcionados porque continúa haciendo campaña, sabiendo que gobierna. Dicen que se enfureció tanto que inmediatamente puso en marcha el plan al que muchos gobernantes intolerantes recurren para tratar de sellar la boca de quienes se atreven a denunciar. Es decir, solicitar a la prensa no publicar noticias o columnas de aquellos periodistas que critiquen su pobre gestión. Dejó ver el cobre el señor gobernador, mostrando su pensamiento retrogrado, típico de aquellos mandatarios de la derecha que no admiten el juicio y el reclamo de la opinión.

Sin embargo, el gobernador huilense olvida que estamos en la era digital, donde las redes sociales, algunos medios escritos, radiales y televisivos, no se arrodillan ante la arrogancia y ebriedad que a veces invade a ciertos personajes que se creen dueños de la información, y hasta de la vida de las personas cuando saborean las mieles del poder. El dinero del erario puede utilizarse para manipular medios de comunicación, comprar lisonjas, conciencias, y periodistas, pero no para tapar el sol con las manos, que ante los crudos hechos ningún gobernante puede ocultar debido a su inoperancia y las torpezas que cometen.

Un hecho sí es cierto, y es que los habitantes del Huila, el tercero en niveles de pobreza en el país, tenemos la rara memoria de seguir eligiendo mandatarios que solo buscan el beneficio personal y el de su familia, añadiendo ahora, un mandatario intocable, intolerante, y habilidoso para engañar al pueblo con promesas que él mismo sabe, no podrá cumplir. Para finalizar diré, que si el ofendido gobernador creyó que censurando medios podrá callar a periodistas independientes, creo que le falló su absurda estrategia pues con mayor ímpetu seguiremos escribiendo y publicando las anomalías que pueda tener.             


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario