perfil en facebook

9/03/2016

¿Pagar sueldo a los guerrilleros?


Santiago Villarreal Cuéllar

Un millón ochocientos mil pesos mensuales, dijeron algunos opositores al proceso de dialogo, se pagaría a cada guerrillero desmovilizado de las farc, y a los jefes un sueldo de congresista. Sin embargo, se conoce oficialmente que el gobierno cancelará a cada ex combatiente el 90% de un salario mínimo mensual por espacio de dos años a partir de la dejación de su arma; adicionalmente recibirá dos millones de pesos por una sola vez y ocho millones de pesos como capital semilla para emprender una micro-empresa, previa capacitación en el SENA. No me perecen onerosas estas sumas si tenemos en cuenta la voluntad que ha mostrado hasta la fecha esta guerrilla para dialogar, desmovilizarse y reintegrarse a la vida civil. Porque no es fácil para un grupo de personas que llevan diez, quince, veinte y más años en selvas y montañas colombianas, soportando una vida guerrillera, abandonar esos lugares donde se consideran protegidos para venirse a sitios para ellos culturalmente distintos y peligrosos. Es un pequeño incentivo que los colombianos debemos apoyar y cuyos dineros provendrán en su mayoría del exterior, es decir, de las ayudas financieras de países que apoyan el proceso de paz.

Ahora, debemos recordar que en todos los armisticios, amnistías, desmovilización y dejación de armas por parte de grupos rebeldes en la historia Colombiana y del mundo, han recibido, no solo dinero en rama para su manutención, sino que han sido privilegiados con cargos políticos y hasta militares para poder acogerlos a la vida civil y al sistema imperante. Siempre es preferible dar un poco de los gajes del poder al enemigo que desea reconciliarse, que soportarlo durante años causando daños contra el establecimiento y la población civil, siempre la peor víctima de las guerras.

En cuanto a la pregunta estipulada para votar el plebiscito, la mayoría de colombianos sabemos que no se logrará una paz definitiva, pero será el comienzo de una era de reconciliación que traerá tranquilidad. ¡Apostémosle al sí!       

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario