perfil en facebook

8/20/2016

El justo paro de los chocoanos


Santiago Villarreal Cuéllar

El Departamento del Chocó ocupa el primer lugar entre los más pobres del país, el segundo es la Guajira y tercero el Huila, según las estadísticas arrojadas por el Departamento Nacional de Planeación. Este pueblo, conformado en su mayoría por población afro no solo ha sido despreciado por el resto del país, sino que su clase política es de las más corruptas. Claro está que hoy no sabemos quién gana el premio mayor a la corrupción en Colombia. Ese desdén, esa desidia de parte de la clase política del resto del país, ha postrado esta región del Pacífico colombiano a niveles increíbles de pobreza, donde cientos de niños mueren anualmente de física hambre y el resto de su población crece con altos índices de desnutrición. Paradójicamente, esta zona del territorio colombiano produce las más ricas maderas. Durante el último gobierno del presidente Álvaro Uribe, se concesionaron ochocientas mil hectáreas de teca virgen a una compañía canadiense para ser explotadas, pero sus regalías son una miseria. También posee oro y otros minerales preciosos, cultivos ilícitos (coca y marihuana), y un maravilloso recurso humano rico en culturas y valores.

Ante tanto abandono estatal, el pueblo decidió irse a un paro indefinido, justo, pacífico, pero ignorado por los grandes medios de prensa hablada, escrita y visual del centro del país. ¿Qué piden los chocoanos? Una carretera igual a la que tienen otros departamentos de Colombia, y no una trocha donde cada semana se derrumba; una facultad de medicina, enfocada en enfermedades tropicales porque la mayoría de patologías de esa región corresponde a este rango; mejora en las regalías y presupuesto nacional para invertir directamente, y con interventoría nacional para mitigar la corrupción; surtir de agua potable al 70% de la ciudad de Quibdó, que carece  de este vital servicio; interconexión eléctrica de los once municipios del departamento que no lo están. Son algunos de los justos reclamos de este pueblo ignorado por el gobierno nacional.        


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario