perfil en facebook

2/13/2016

Mancillado el arte Laboyano


Santiago Villarreal Cuéllar

Cuando vi la foto asquerosa no podía creerlo; me resistí a reconocer la figura noble, sublime, pero a la vez débil e impotente del maestro Alfredo Vargas Muñóz. 

Un reconocido artista Laboyano, de esos que nos deleita con sus majestuosas obras artesanales, que muchas veces rayan con el arte y no llegamos a distinguir entre la primera y el segundo; pero también un excelso pintor, de esos espíritus que hacen con su mágico pincel la maravilla de expresar imágenes abstractas, sublimes, en cuyo interior se oculta un mensaje a veces incomprendido. Alfredo es también poeta; cuando observa las maravillas de la naturaleza, plasma los más bellos cantos, ajustados en excelsas trovas, poemas, sonetos, y toda la prosa que embellece la poesía.  

Es el atropello más feroz cometido contra un venerable maestro de las bellas artes. Pitalito no registra en su historia tamaña canallada; hazaña realizada por quienes están llamados a proteger la vida, honra e integridad de las personas, como es la Policía Nacional.

Como defensor de los Derechos Humanos, manifiesto mi protesta contra esta infamia, por este atropello en contra de una persona honorable, entrada en la tercera edad y reconocido cultor a nivel nacional e internacional. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario