perfil en facebook

2/01/2016

¿Colombiano Nicolás Maduro?


Santiago Villarreal Cuéllar

La vieja oligarquía venezolana, compuesta por esa legión de burgueses que heredaron los feudos y negocios posteriores a la colonia, y los nuevos, emergentes de la bonanza petrolera de la década del sesenta y setenta, desprecian a los colombianos. Ellos se creen los fundadores de las cinco naciones latinoamericanas que libertó Bolívar. No la clase media, ni el pueblo raso del vecino país, que quiere y admira a los colombianos. 

Para esa rancia clase social y política, tres elementos son sus armas políticas para atacar a sus contrincantes; ser colombiano, ser homosexual y calificar de gocho que es sinónimo de marrano. 

Cuando asumió su primera presidencia Carlos Andrés Pérez, en 1973, esa oligarquía opositora dijo que era de origen colombiano. Nacido en Rubio, un municipio fronterizo con Norte de Santander, siempre se dijo que Pérez había nacido en Cúcuta, mientras otros aseguraban que fue en Chinácota. En su segunda campaña en 1988, calificaron a Carlos Andrés de gocho para disminuir su imagen. Es costumbre en Venezuela decirles gochos a los originarios de los estados de Táchira, Mérida y toda la región de los Andes.  

Ahora vienen diciendo que el actual presidente Nicolás Maduro Moros es de origen colombiano. No encuentran argumentos más absurdos para tratar de desacreditar a su gobernante. Maduro nació en un barrio de Caracas y posteriormente se mudaron a la ciudad de Maracaibo, donde su padre viajaba constantemente a Colombia en asuntos de negocios y seguramente el joven Nicolás también acompañó a su progenitor a nuestro país. Siempre el comercio entre las naciones hermanas ha sido tradicional.   

Pero el cinismo de los opositores de Maduro llegó al borde del invento. Crearon o buscaron una cédula colombiana homónima para hacer creer la nacionalidad del mandatario. Se ve el montaje de la foto. Pero olvidaron las fechas; en Colombia la Registraduría del estado civil solo expide cédulas a las personas mayores de 18 años, cumplidos; en este caso, la supuesta cédula de Maduro tiene fecha de nacimiento el 23 de noviembre de 1962, y la fecha de expedición del documento data del 30 de agosto de 1979,cuando el supuesto presidente venezolano ni siquiera había cumplido los 17 años. ¿Abrase visto tamaña brutalidad de estos falsificadores de mentiras?

Esa calumnia, como muchas otras contra el presidente venezolano, no socavará su poder. Es como golpearse la cabeza contra las rocas; saldrán descalabrados.      

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario