perfil en facebook

12/14/2015

Cómo fortalecer su matrimonio


Santiago Villarreal Cuéllar

Escribo para matrimonios de derecho (religiosos y civiles) así como para aquellos de hecho, es decir, para quienes decidieron irse a vivir juntos dejando a un lado las solemnidades. Según estudios psicológicos realizados en Latino-América, la duración de parejas heterosexuales, tanto de hecho como de derecho, es de doce años. Quienes sobrepasen ese promedio pueden declararse satisfechos y ricos en asuntos matrimoniales. También se ha evidenciado que las parejas de hecho cuando se juntan muy jóvenes, duran más tiempo que aquellos que decidieron conformar pareja después de los treinta años de edad.

Estos consejos también sirven a parejas del mismo sexo. El principal hábito que debe tener la pareja es la comunicación; el diálogo no debe faltar, a toda hora y lugar para la resolución de problemas. La mayoría de ruptura de parejas ocurre por falta de comunicación. No se debe callar cualquier situación por molesta o penosa que parezca. Otro hábito consiste en no llevar los problemas a la cama. El dormitorio debe estar libre de cualquier discusión y la cama es para descansar, acariciarse, besarse y llevar a cabo la copula sexual. No discutas delante de tus hijos. Los problemas de pareja deben resolverse a solas, con calma, dialogando y sin la intervención o presencia de sus hijos, menores o mayores. Pensar antes de hablar, constituye otro hábito que debe cultivar toda pareja. No pronuncie palabras que hieran los sentimientos de la otra persona, o le recuerde hechos negativos del pasado. Halague a su pareja. No existe estimulo más grande para congraciarse con un ser humano que reconocer sus méritos, habilidades y triunfos. Mucho más si se trata de la persona que convive contigo. No escatime esfuerzos para elogiar tu pareja, felicitarla por sus logros, por esa riquísima comida, por ese hermoso vestido y por ese maravilloso cabello bien arreglado. Siempre encontrarás cosas buenas de tu pareja, dignas de elogiar. Finalmente, siéntense a recordar y hablar de las cosas agradables del pasado y de la vida.       


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario