perfil en facebook

3/07/2015

¿Y a ellas quién las felicita?


Santiago Villarreal Cuéllar

El origen de la celebración del día internacional de la mujer es macabro,cruel, sangriento; se necesitó una horrible masacre de mujeres trabajadoras en New York, para recordar tan fatídica fecha y conmemorar su día.

Celebraciones van, celebraciones vienen, de acuerdo al estrato social; unas regadas con champaña y opíparas comidas, otras más modestas, celebradas con bebidas azucaradas y una torta; eso sí, reparten muchas flores y besos lisonjeros e hipócritas, pero en el fondo de la mayoría de las conciencias masculinas solo brota el maligno espíritu pasional. 

En muchos pueblos y ciudades donde se avecinan elecciones, la celebración corre por cuenta de candidatas y candidatos, que el año anterior ni se acordaron de la fecha, pero este día la conmemoran como si fuera el día de elecciones.

La celebración del día de la mujer se ha convertido con el correr de los años en una conmemoración mercantilista, monetarista, pero lejos del verdadero sentimiento de gratitud y reconocimiento que merecen todas las mujeres. 

Y a las cientos de miles de mujeres que viven en la miseria, que trabajan en alejados campos rurales, lejos de pueblos y ciudades; y las más desafortunadas que deambulan por las calles de ciudades y pueblos, desarrapadas, marginadas por una sociedad excluyente, sucias y malolientes, ¿Quién
celebra su día? ¿Quién siquiera se agacha para darle un beso sobre su mugrosa y maloliente mejilla y felicitarla?      

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario