perfil en facebook

3/31/2015

Perdimos un gran humanista


Santiago Villarreal Cuéllar

Cada palabra expresada iba acompañada de una sabia enseñanza; sus frases contenían la doctrina filosófica del más profundo conocimiento del derecho; las ponencias sobre asuntos constitucionales fueron su pasión. 

Las sentencias dictadas por él durante su permanencia como magistrado de la Corte Constitucional, son verdaderas obras cuyo contenido profundiza al máximo la sapiencia y responsabilidad.  

Un eminente profesor cuya pedagogía inculcó en el cerebro de sus afortunados estudiantes el rastro de su sabiduría, sus principios, su ética y su filosofía. 

Ese fue el maestro Carlos Gaviria Díaz; un abogado íntegro; un jurista pleno de conocimiento y fundamento del derecho; un constitucionalista cuyas piezas jurídicas encierran la sabiduría de esos hombres que raras veces hace brotar la historia, para que dejen huellas imborrables.

Carlos Gaviria nació en el municipio antioqueño de Sopetrán, el 08 de mayo de 1937; y hoy 31 de mazo de 2015, dejó de existir, víctima de una afección pulmonar que venía padeciendo desde hacía quince días. 

La vida me brindó la oportunidad de conocerlo personalmente, durante sus campañas políticas y en reuniones en la capital del país. En una fría noche bogotana compartimos con él y otras personalidades, durante varias horas, y al calor de bebidas espirituosas. Era un volcán de ideas; era la antorcha que ilumina y no la llama que incendia.     

    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario