perfil en facebook

3/04/2015

El legado de Pepe Mujica


Santiago Villarreal Cuéllar

El primero de marzo dejó el poder uno de los mandatarios más carismáticos de los últimos tiempos, no solo en América-Latina, sino en el mundo entero; quizá el único que opacó la figura de Hugo Chávez, y la leyenda de Fidel Castro, los otros dos mandatarios controvertidos por sus ideales en contra del orden mundial establecido por el capitalismo y el gobierno invisible que domina el mundo. Uruguay siempre ha estado a la vanguardia de América y del resto del mundo occidental en cuanto a legislación progresista se refiere. En 1914 estableció la pensión universal para todas las personas mayores de 55 años; en 1917 aprobó la ciudadanía de la mujer y el derecho al voto, cuando en las demás naciones ni siquiera soñaban semejante revolución; en 1924 establecieron la salud gratuita para todos los seres humanos, tanto nacionales como extranjeros; en 1937 se estableció la gratuidad de la educación hasta la universidad; y en 1954 instauraron un Concejo de gobierno al estilo de Suiza, pero no dio resultado y fue desmontado 10 años después.
José Pepe Mujica fue un guerrillero que hizo parte de los llamados Tupamaros, fue torturado y encarcelado durante 15 años, recobrando su libertad en 1985. Se dedicó a la política en el llamado frente amplio, donde se abrió paso lentamente debido a la desconfianza que tenían de él sus propios copartidarios debido a su pasado guerrillero. No obstante se ganó la simpatía de las mayorías, logrando ser candidato a la presidencia hace cinco años, y con un triunfo arrollador llegó al primer cargo de la nación. Inició una serie de reformas humanas y sociales como la aprobación del matrimonio y adopción de parejas del mismo sexo; y la más controversial de todas: la despenalización del uso de la marihuana. Además, se hizo famoso por su sencillez y austeridad en la forma de gobernar.
Me permito transcribir algunas de sus posturas más célebres sobre diferentes temas; sobre la legalización de la marihuana: "No es bonito legalizar la marihuana, pero peor es regalar gente al narco. La única adicción saludable es la del amor". Con relación al matrimonio gay: "El matrimonio gay es más viejo que el mundo. Tuvimos a Julio César, Alejandro el Grande. Dicen que es moderno y es más antiguo que todos nosotros. Es una realidad objetiva. Existe. No legalizarlo sería torturar a las personas inútilmente". De la forma sencilla como vive, sin mayores lujos y con lo estrictamente necesario:   "No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivir con lo justo para que las cosas no me roben la libertad".



    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario