perfil en facebook

1/23/2015

Especulación con el arroz


Santiago Villarreal Cuéllar
El acaparamiento y especulación con los productos básicos siempre ha constituido un arma vil, despreciable y miserable para atacar gobiernos, doblegarlos y derrocarlos. Esta arma ha sido usada durante toda la historia de la humanidad; lo hicieron con la sal, el trigo, la carne y todos aquellos productos esenciales para la subsistencia humana. En Latino-América se utilizó para derrocar el gobierno socialista de Salvador Allende, en Chile. Comenzaron los grandes monopolios productores, importadores y comerciantes a esconder productos alimenticios: azúcar, harina de trigo, sal, leche, en fin. El pueblo raso e ignorante inmediatamente echó la culpa al gobierno y los medios de comunicación en manos de monopolios hicieron eco, fomentando el descontento. Resultado: el 11 de septiembre de 1973, un golpe militar derrocó las esperanzas de los pobres.
Venezuela vive un momento parecido, los grandes importadores de productos básicos de ese país reciben las divisas suficientes para comprar, pero cuando llegan las mercancías las guardan y especulan. Hay desabastecimiento, y con los pocos productos puestos en los anaqueles, suben sus precios acrecentando la inflación.

Pero Colombia no es ajena a esa forma ruin de acaparar y especular. Por estas semanas los monopolios acaparadores del arroz no colocan en el mercado el valioso producto, ocasionando una ola especulativa y creando el alza de este producto. No sabemos qué pretenden estos señores molineros, acaparadores y especuladores. ¿Qué estarán tramando? ¿Acaso quieren repetir lo de Venezuela? Lo que están haciendo con el arroz es un crimen terrible contra la población colombiana. Están atentando contra la vida de los más pobres de este país. El arroz se ha convertido en uno de los productos más esenciales en la alimentación de los colombianos, pero sobre todo de los más pobres. La dieta básica de millones de familias colombianas es arroz cocido y jugo. Algunas familias agregan un huevo, y los más pudientes pollo o carne de res. El gobierno debe tomar medidas para detener este crimen; abrir las importaciones de este producto puede ser una medida.  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario