perfil en facebook

12/07/2014

Prohibida la pólvora


Santiago Villarreal Cuéllar
Llegó nuevamente diciembre, mes de esperanza, de alegría, de fiestas, de la terminación de un año y comienzo de otro. En nuestra cultura occidental regida por el calendario gregoriano o llamada era cristiana, celebramos la navidad; recordamos la llegada del niño Jesús, ese gran humanista, defensor de los derechos humanos, pero principalmente del derecho a la vida y la igualdad de los seres humanos. La era cristiana partió la historia de la cultura regida por el eurocentrismo y quienes debido a las circunstancias del coloniaje heredamos esa cultura cristiana, sincretizada en muchas regiones de América con los cultos ancestrales, incluyendo a los afro-descendientes, no podemos sustraernos a esta bella tradición.
Debemos elaborar acompañados de los niños el pesebre, símbolo de la cultura cristiana, para rememorar la llegada de ese ser maravilloso; esta tradición nos llama también a recordar nuestra condición de padres, de la maravilla y belleza de los niños. Al elaborar los pesebres no debemos utilizar vegetales para no estropear la madre naturaleza. Seamos creativos elaborando estas replicas en materiales de arcilla, solo para dar un ejemplo, u otros materiales desechables. Recordemos que este pesebre solo durará un mes y debemos tirarlo o guardarlo si es el caso. Personalmente me gustan los pesebres elaborados de arcilla, originales, imitando figuras ancestrales; la Virgen representando una aborigen vestida con atuendos de la época, lo mismo San José y el niño. También hay figuras de San José, la Virgen y el niño de color, o afro-descendiente. Pero cada familia elaborará su pesebre de acuerdo a su gusto.

Definitivamente debemos erradicar de estas navidades la peligrosa pólvora, que no debe tener ningún contacto con los niños. Estos juegos pirotécnicos deben ser manipulados por personas expertas y ninguna otra persona debe siquiera tocar esos elementos elaborados del peligroso explosivo. Me perece una irresponsabilidad, un crimen, permitir que los niños manipulen elementos a base de pólvora. Debemos luchar para que se apruebe una ley que prohíba el uso de la pólvora por parte de personas no expertas.     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario