perfil en facebook

12/06/2014

El pesebre de Edith Vargas Muñóz


Santiago Villarreal Cuéllar 

El ingenio y la creatividad constituye una de las grandes virtudes de esta artista, hija de artistas y parte de toda una familia dedicada a las artes en sus diferentes géneros. Con magistral imaginación, Edith Vargas elabora finamente las hermosas muñecas que han destacado su vocación artística, reconocida a nivel nacional e internacional. 

Como si sus manos fueran mágicas, teje cuidadosamente sin dejar los más mínimos detalles, los trajes, el cuerpo, combina los colores y da vida a estas joyas de la artesanía que rayan con el mismo arte. En las muñecas de Edith se encuentran los límites de lo que muchos críticos llaman artesanía y otros arte.

Aquí podemos apreciar un pesebre, haciendo alusión a una familia campesina de la región de Cundinamarca y Boyacá; la virgen María con el niño Jesús y San José, erguido y orgulloso de presentar al Mesías de la humanidad.    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario