perfil en facebook

11/29/2014

Impotencia sexual


Santiago Villarreal Cuéllar

La impotencia sexual masculina es una patología consistente en la falta total o parcial del deseo genital; el órgano masculino, no erecta y si lo hace pronto comenzará a contraerse. Algunos hombres logran tener erección pero en el momento de la penetración, su órgano se vuelve flácido, imposibilitando la relación. La perturbación psicológica para el hombre es muy fuerte pues en una sociedad machista como la  nuestra, esta enfermedad constituye una humillación. El macho portentoso, a veces con un pene desproporcionadamente grande, ve convertido su trofeo en una manguera rugosa y temerosa. El hombre se siente amenazado debido a la ignorancia; el temor y la falta de una educación sexual, hace que guarde silencio sobre su dolencia y no busque ayuda médica científica. En muchas ocasiones acude a consultorios de teguas, hierbateras, o compra algunas pastillas que vende en la plaza algún charlatán con la vana esperanza de encontrar curación. Sin embargo, nada de estas cosas sirven pues la patología de la impotencia requiere de un exhaustivo estudio médico para diagnosticar la causa; causa que no se puede generalizar en todos los hombres pues cada uno puede tener un origen diferente y por tanto un tratamiento particular. No se recomienda utilizar el medicamento Viagra pues este fármaco debe ser prescrito por el médico, si el paciente requiere del  mismo.
La impotencia no tiene edades y puede aparecer a los cuarenta años o más, pero también hay jóvenes de veinte que padecen la enfermedad. Lo primero que debe hacer el paciente es consultar su médico para que este ordene algunos exámenes que permitan diagnosticar la causa. Un cuadro hemático completo debe constituir el primer examen. Generalmente allí radica la mayoría de causas de la impotencia; personas con altos grados de colesterol, triglicéridos y niveles de azúcar por encima de los estándares normales, constituyen la causa principal del problema. Un tratamiento médico para tratar estas patologías, normalizarán la erección en la mayoría de los hombres. Algunos casos obedecen a enfermedades psicosomáticas que requieren terapia psicológica. 



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario