perfil en facebook

11/17/2014

Diálogos con las farc deben continuar


Santiago Villarreal Cuéllar

No obstante el reprochable secuestro del general Rubén Darío Alzate en las riveras del río Atrato, departamento del Chocó, presuntamente por miembros del frente 34 de las farc, el gobierno nacional no debe romper intempestivamente los diálogos de paz que se vienen realizando en la Habana desde hace tres años. 

Es detestable el secuestro de un miembro de la fuerza pública, cualquiera que sea su rango, porque parece que para el gobierno pesara más un general que un soldado de la patria, cuando el abominable delito del secuestro se debe rechazar trátese de militares o de civiles, sin importar el rango social, político o militar. 

Debe el gobierno nacional tener plena certeza que el secuestro de este alto mando militar fue obra de las farc y no de otro grupo criminal que opera en esta conflictiva zona del Chocó, antes de tomar decisiones tan delicadas como la suspensión de los diálogos de paz.

Ahora, si este lamentable y reprochable acto fue realizado por ese grupo guerrillero, nos parece una enorme torpeza cuando sus negociadores han prometido poner fin al despreciable acto del secuestro. Y si son ellos, las farc, deben liberarlo de inmediato, lo mismo que a los soldados secuestrados en el departamento de Arauca. Creo que las farc deben tener seriedad en este aspecto y no continuar jugando a negociar y secuestrar, porque pierden credibilidad, tanto nacional como internacional. 

Quienes somos partidarios del diálogo y la negociación de paz, hemos apoyado al gobierno en este proceso, pero también pedimos a la guerrilla que es hora de continuar buscando la paz, apagando el fuego con agua y no con gasolina, porque ello sería dar la razón a aquellos enemigos que desean a toda costa el fracaso de las negociaciones.    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario