perfil en facebook

9/10/2014

¿Quiénes atentaron contra las torres gemelas?


Santiago Villarreal Cuéllar

El fatídico jueves 11 de septiembre de 2001, día en que fueron atacadas las torres gemelas de New York, símbolo del capitalismo mundial, murieron más de 3.000 inocentes.

De inmediato, el gobierno de los Estados Unidos sindicaron de este lamentable atentado al "terrorismo," un enemigo invisible que aun hoy, nadie sabe dónde está; ¿quién es? O mejor, ¿quiénes están detrás de este enemigo invisible? 

Como en las grandes novelas de ciencia ficción, se creó un personaje que hasta entonces nadie conocía: Osama Bin Laden. Y se sindicó a este enemigo invisible de semejante barbarie. Posteriormente fue "asesinado" en Pakistán, en un operativo secreto por parte de las fuerzas especiales de los Estados Unidos, pero ¡oh sorpresa! Un personaje tan importante para mostrarlo, así fuera muerto, su cadáver fue "arrojado" al mar, sin más detalles. ¿Sospechoso no? 

Algunos autores, pensadores y analistas que no tragan entero todo lo que dice el gobierno estadounidense, son de la opinión de que ese malvado atentado fue planeado en los mismos despachos del Mossad de Israel; aprobado claro está por los servicios secretos norteamericanos, particularmente la CIA. 

¿Pero porqué atacar su propio país? Dicen los que saben de estas estrategias, que al finalizar la llamada guerra fría (Estados Unidos-Unión Soviética), el país del norte se quedó sin enemigos; era necesario crearlo porque este país, al igual que las grandes potencias de occidente, mueven sus economías en gran porcentaje, gracias a la guerra. En el primer año del milenio, occidente empezó a entrar en recesión económica y era preciso mover la economía, acelerar el motor para no sucumbir. Nada mejor que la guerra. ¿Pero cómo provocarla? ¿Contra quién?

Recordemos que después de ese doloroso 11 de septiembre, Estados Unidos y sus aliados de occidente, emprendieron la cruzada contra el terrorismo; curiosamente haciendo eso: sembrando el terror contra otros pueblos; Afganistán, Irák; y con esas dos guerras la economía de occidente empezó un lento pero seguro aceleramiento. Porque se gana económicamente destruyendo con la guerra, y se gana económicamente reconstruyendo lo destruido. Los "aliados" aprendieron matemáticas económicas después de la segunda guerra mundial; ayudaron a destruir, y luego reconstruyeron, (Plan Marshall). 

Verdad o mentira, hoy son muchos los que no creen que la destrucción de las torres gemelas fuera obra de un enemigo invisible, sino que fue un plan premeditado, macabro, satánico, como todo lo que planea y ejecuta el Mossad.    

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario