perfil en facebook

9/17/2014

¿Que sucede con Electrohuila?


Santiago Villarreal Cuéllar

La empresa Electrificadora del Huila, cuyo pasado tiene un rastro imborrable de cubrir con sus redes y servicios la mayoría del Departamento del Huila, a bajos costos en esa época, con aportes claro está de otros entes estatales, tiene hoy un enorme reto con los habitantes del sur del Departamento. Nunca el servicio en el sur ha sido bueno, teniendo muchas falencias y apagones, pero en los últimos meses ha desbordado en un verdadero caos. Diariamente los habitantes surhuilenses, y particularmente Pitalito, sufre constantes y prolongados apagones, sin ser programados ni suministrar ninguna explicación posterior por parte de las directivas de esta empresa. Como consecuencia de estos cortes, las pérdidas económicas en los diferentes sectores productivos son cuantiosas, y es imposible cobrarle a esta empresa dichas pérdidas pues los marcos jurídicos en estos casos son ambiguos. Los daños a electrodomésticos ni siquiera se cuantifican, constituyendo otro dolor de cabeza porque tampoco existe claridad jurídica para demostrar la responsabilidad de la empresa. Hace unos meses se presentó un apagón que se prolongó por más de 24 horas y la explicación suministrada por las directivas fue presentar la foto de una zarigüeya achucharrada, que según ellos fue la causante del desastre. Los laboyanos creyeron la información, pero también creyeron que el mal no volvería a presentarse. Sin embargo, todos los días, en las mañanas, tardes, noches y madrugada, se presentan apagones.
Electrohuila es una empresa estatal, que en muchas oportunidades el gobierno nacional ha querido feriarla al mejor postor para cumplir las recetas del modelo económico neo-liberal, que afirman que la empresa privada administra mejor y presta buenos servicios, pero no lo ha logrado, y en mi opinión debe continuar en manos del estado pues constituye un patrimonio público de todos. No obstante, la prestación del servicio es de pésima calidad en el sur del Huila y carísimo. Algo grave sucede al interior de Electrohuila zona sur y las directivas ocultan a la ciudadanía el problema. Sabemos que no es culpa de ese valioso recurso humano compuesto por operarios y personal administrativo, que se esmera por prestar un excelente servicio. Los ciudadanos debemos recurrir al derecho fundamental de la acción de tutela por el derecho a la igualdad para que esta empresa cumpla. Si en el norte del Huila, particularmente la ciudad de Neiva, goza de buen servicio, ¿por qué el sur no tiene el mismo derecho? O en el peor de los casos, si no se resuelve el problema por esta vía, debemos solicitar a la Superintendencia de Servicios Públicos, intervenir esta empresa para detectar y solucionar el problema.        


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario