perfil en facebook

2/17/2014

¿Cual es la salida para Venezuela?


Santiago Villarreal Cuéllar

La República Bolivariana de Venezuela pasa por otro momento histórico, difícil de manejar y prever su final. Desde los tiempos del fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en 1958, hasta los históricos días del 27 y 28 febrero de 1989, y los hechos del 2 de abril de 2002, este bello país suramericano no había registrado hechos que se tornaran violentos.

Las marchas organizadas por líderes estudiantiles de las universidades privadas (clases medias y altas), han sido utilizadas por sectores de la oposición para unirse a ellas y fomentar el desorden.

Por eso es difícil para el gobierno de Nicolás Maduro, convocar un diálogo nacional, porque no se ve a las claras, quienes serán los agitadores estudiantiles, y quienes los opositores en estas marchas. Además, sectores afectos al gobierno también machan en apoyo al régimen, lo que hace aun más oscuro el panorama pues parece una retaliación entre opositores y partidarios. 

A esto se suma el número de muertos como consecuencia de estas marchas, que en lugar de parar parece que con el correr de los días se intensificarán. El gobierno por su parte, anunció su radicalización para hacer frente a las protestas, e incluso llegó a afirmar que la lucha puede tomar ribetes violentos, si así lo quieren los opositores. 

Frente a este difícil panorama, puede estarse derrumbando el legado democrático y electoral dejado por el difunto presidente Hugo Chávez, y dejando en manos de una turba sin control, que a punta de protestas y en las calles, pretenden cambiar el régimen establecido en forma democrática y bajo el manto de la legalidad. 

Pero el gobierno de Maduro y sus asesores, deben procurar buscar mecanismos de diálogo y concertación, si quieren salvar la revolución bolivariana, que con tanto esfuerzo el presidente Chávez y el pueblo lograron sacar adelante.             

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario