perfil en facebook

12/30/2013

¿Qué nos traerá el 2014


Santiago Villarreal Cuéllar

Es común hacer pronósticos para la vida personal, familiar y el espacio en que vivimos cuando llega un nuevo año. Para ello utilizamos métodos como la astrología, cartas, concho de café, el huevo en el agua y otras supersticiones. Si es verdad o falsedad, no nos corresponde juzgar pues cada cual es dueño de sus creencias. Personalmente me gusta consultar oráculos antiguos como el I Ching, o libro de las mutaciones, constituyéndose en la biblia china; también utilizo la Cábala Numeral Hebrea, o numerología, usada por la comunidad judía, combinada con el Tarot egipcio, cuyos mayores difusores son los miembros de las logias masónicas, rosacruces y gnósticos.
Según la Cábala, el 2014 corresponde al Arcano número 7; para sacar el número cabalístico se suma 2 +1+ 4 = 7; el cero no cuenta en las matemáticas cabalísticas. Tomado para pronosticar el porvenir del planeta, el 7 encierra las siete fuerzas de la naturaleza, pero con mayor presencia de un elemento fundamental: el fuego; significa que el 2014 puede ser un año de nuevas guerras en distintas partes del mundo, teniendo en cuenta que la guerra moderna utiliza el fuego en diferentes armamentos; pero también podríamos interpretar este fuego como aquel que sale de las entrañas de la tierra y causa movimiento; podríamos decir que la erupción de volcanes en distintos lugares pueden causar desastres, o terremotos que sacudirán algunas zonas del planeta.  Pero consultados los hexagramas del I, Ching, el séptimo Hexagrama se llama en chino Shih, que quiere decir ejército; si combinamos el significado del Arcano 7 con el hexagrama 7, nos da como resultado, fuego y ejército; entonces podríamos esperar guerras.

Utilicé el método para el caso de nuestro bello país, Colombia; para ello sumamos el 7 con el 8, que son las 8 letras del nombre de Colombia; 7 + 8 = 15; 1+ 5 = 6; el Arcano 6 significa la lucha de las dos fuerzas, la del bien y la del mal; esto en términos cabalísticos y exotéricos significa que las dos fuerzas entran en conflicto creando indecisión e incertidumbre, pero finalmente una de las dos vencerá. En el I, Ching encontramos que el Hexagrama 6, es Sung en chino, que significa El Conflicto, o pleito; una verdadera coincidencia si examinamos que nuestra nación atraviesa por un conflicto armado de hace varios decenios. El 2014 será entonces para Colombia la lucha entre las dos fuerzas, la guerra y la paz, y finalmente una de estas dos saldrá vencedora. Confío que sea la paz quien derrote la guerra.        

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario