perfil en facebook

12/02/2013

Pablo Escovar no murió


Santiago Villarreal Cuéllar

Un 03 de diciembre de 1993, el hombre más buscado de Colombia, Pablo Emilio Escovar Gaviria, fue tiroteado por agentes del bloque de busqueda de la Policía Nacional, siendo cerca de las tres de la tarde.

¿Pero, fue realmente Escovar quien murió ese día, en ese lugar? Es la pregunta que se hacen cientos de miles, no solo de colombianos, sino de gentes de otras partes del mundo, para quienes este hombre, uno de los más ricos del mundo, gracias al negocio del narcotráfico, no murió auqella fecha.

Mucha gente se resiste a creer que Pablo Escovar haya muerto, y afirman que este hombre aún vive en alguna parte del país, o en otro lugar del mundo. Hay quienes afirman que trabaja para la DEA, o la CIA de los Estados Unidos.

Las afirmaciones obedecen a que mucha gente de Medellín y de otras ciudades y pueblos de Colombia, sentían una gran simpatía y veneración por Escovar. Para esta gente, el jefe del denominado cartel de Medellín, vive en sus corazones, en sus mentes y continúa en la memoria de ellos.

Para quienes esperaban que al morir Pablo Escovar, se acabaría el narcotráfico en Colombia, se llevaron una gran desilución, no solo porque no terminó allí el lucrativo negocio de las drogas ilícitas, sino que pasó a otros carteles y el cultivo de la coca persiste hasta nuestros días. Tampoco disminuyó la violencia, de la que acusaban a Escovar, era el causante. 

Veinte años después de su desaparición, Pablo Escovar continúa siendo noticia, no solo porque se recuerda, sino porque el negocio de las drogas alucinógenas pasa por una etapa en la que se propone su legalización, como única alternativa para solucionar el problema.   

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario