perfil en facebook

10/18/2013

Jesús no fue el único Salvador


Santiago Villarreal Cuéllar
Para quienes creen que Jesucristo fue el único salvador del mundo, permítame decirles que no es verdad. Los libros del Nuevo Testamento dicen que Jesús murió para cargar con los pecados de todos los habitantes de la tierra, incluyendo los hinduistas, la religión más antigua del mundo, los judíos, y quienes rendían culto a dioses paganos de la antigua Grecia y Roma; y seguramente también fueron salvos los cientos de miles de aborígenes que habitaban la aún no descubierta América; y lo fueron igualmente los cientos de miles de negros africanos y toda alma que ocupara cuerpo terrenal. Sin embargo, mil quinientos años después, los misioneros católicos vinieron a bautizar herejes y apalear a quienes se negaban abrazar la fe cristiana. Todavía existen sectas cristianas que consideran impío a quienes no adherimos a sus doctrinas.
Pero regresando a los salvadores, en el municipio de Timaná Huila, hubo una mujer que sacrificó su virginidad, y peor aún, su libertad, para salvar un pecador. Un pariente por parte de mi madre, llamado Zacarías, en la década del treinta del siglo pasado, se confesó con el párroco de esa época y el casto varón, escandalizado por tan abominable pecado, puso como penitencia, casarse con la primera mujer que encontrara al salir del templo. Elvira, se llamó la desafortunada mujer, que en ese momento cruzaba el atrio de la Iglesia de San Calixto, llevando sobre su cabeza una chipa, y encima un cántaro con agua del río (en esa época no había acueducto). Zacarías le comunicó la buena nueva y ella no tuvo tiempo ni siquiera de avisar a sus familiares pues la ceremonia se realizó en el acto, sin boatos, ni flores, ni nada de protocolos. Así, esta bondadosa mujer también fue la salvadora, no de cientos de miles, sino de un solo pecador.

Siempre tuve curiosidad de saber cuál era el pecado del tío Zacarías y antes de morir me confesó: le contó al cura que de ves en cuando se masturbaba.      

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario