perfil en facebook

5/07/2013

¿Que regrese Simón Trinidad?




Santiago Villarreal Cuéllar

Desde el primer día que comenzaron las negociaciones en la Habana, una de las principales solicitudes de los voceros de las farc ha sido el regreso de Simón Trinidad para que participe de los diálogos. No obstante, el gobierno se ha mostrado reacio a dicha petición. A pesar de la ausencia de este jefe guerrillero, preso en una cárcel de los Estados Unidos, las conversaciones continúan con éxito. Siempre he reiterado que los colombianos debemos tener fe en la solución pacífica del conflicto, y en hora buena el gobierno abrió las puertas para que el E.L.N, otra guerrilla que lleva cuarenta años luchando contra el establecimiento, llegue a la mesa de negociación. Pese a las criticas de los sectores reaccionarios y derechistas contra este proceso, este avanza a pasos rápidos y firmes.

En cuanto al regreso de Simón Trinidad a la mesa de diálogo, el gobierno no es optimista, ni mucho menos el resto de la clase política. ¿Pero qué tan difícil es traerlo de nuevo a la libertad? Recordemos que el líder sudafricano Nelson Mandela, preso en julio de 1960 por su presunta participación en la conformación de grupos armados de su país, duró 27 años en la cárcel. Nadie creía en la libertad de este hombre que se convirtió el el símbolo de una lucha contra un régimen oprobioso. Sin-embargo, tras las negociaciones de paz iniciadas en 1989, fue puesto en libertad el 11 de febrero de 1990. Posteriormente fue presidente de su país y recibió el Premio Nobel de la Paz. Hay cosas que parecen imposibles, pero la historia y el destino de los pueblos las hace posibles.

Traer de nuevo al líder guerrillero colombiano, ya sea a la Habana para que participe de las conversaciones, o para que haga política en Colombia cuando se concreten los acuerdos, no es nada descabellado. No obstante los procesos judiciales que le siguen en Estados Unidos, basta que el presidente Obama firme un indulto para que le conceda la libertad. Esto no es imposible si se tiene en cuenta que los presidentes de ese país indultan con bastante frecuencia presos ya condenados, algunos de ellos por narcotráfico y otros por delitos de otra índole. Solo es necesario tener voluntad política, tanto del gobierno colombiano, como de la nación americana, que seguramente ayudará a nuestro país si se concretan las negociaciones de paz. Así las cosas, yo veo completamente viable el retorno de Simón Trinidad a Colombia, cuando el proceso de diálogo y paz se haya hecho una realidad. Y no lo veo lejano.         

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario