perfil en facebook

12/13/2012

21 DE DICIEMBRE: ¿OSCURIDAD?



Santiago Villarreal Cuéllar
La idea del fin del mundo surgió en el Imperio romano, durante las guerras de Cesar y Pompeyo. Las tres religiones politeístas (judaísmo, cristianismo e islamismo), creen en el fin del mundo. La Iglesia Católica, durante la edad media, aterrorizó a toda Europa con el anuncio del fin del mundo. Existen muchas sectas cristianas fundamentalistas que creen firmemente en las profecías del Apocalipsis y mantienen a sus seguidores aterrorizados con la idea del fin del mundo, y la segunda llegada de Jesús. Muchos grupos seudo-exotéricos y seudo- espiritualistas, creyeron interpretar el Sagrado Calendario Maya, pronosticando el fin del mundo para el mes de octubre de 2012. La falsa profecía no se cumplió, pero ellos insisten en afirmar que el próximo 21 de diciembre de 2012, la alineación de un grupo de planetas causará oscuridad por espacio de tres días. Las distintas páginas sociales de internet, nos bombardean diariamente con anuncios sobre lo que ocurrirá ese fatídico día. Lo hacen con lujo de detalles y una increíble imaginación, digna de escritores de libretos sobre ciencia ficción. Desafortunadamente, algunos creen firmemente lo que escriben. Lo peor es que muchísimos desprevenidos lectores, también dan crédito a esas afirmaciones.
Con todo el respeto que se merecen esos sectores de estudiosos de la seudo-ciencia, yo los califico de alucinados. Verdad es que muchos de ellos escriben bajo los efectos de narcóticos y substancias alucinógenas, aspecto que es comprensible. No obstante, aquellos que escriben esas historias creyendo de verdad tener la razón, son dignos de compasión y comprensión. Los astrónomos, aquellos científicos educados en la academia, afirman que nada extraordinario ocurrirá el próximo 21 de diciembre. ¡Pero claro! La gente del común  cree más en un charlatán que en un hombre de ciencia. Es más fácil y cómodo permanecer en el engaño de la quimera y de lo abstracto, que aceptar le pura realidad. Somos una sociedad creyente que prefiere el engaño a la verdad. Para finalizar diré, que el 21 de diciembre no ocurrirá nada.  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario