perfil en facebook

10/30/2012

ROMNEY SE PERFILA GANADOR



Santiago Villarreal Cuéllar
Las próximas elecciones en Estados Unidos, serán bastante reñidas entre el actual presidente Barack Obama, demócrata y el señor Mitt Romney, candidato del partido republicano. Aunque en política exterior las diferencias ideológicas no son demasiado notorias, pues cualquiera de los ganadores continuará su política guerrerista, en el plano interno sí marcarán diferencias. Sobre todo ahora, cuando el candidato republicano es un fundamentalista religioso (mormón), muchas cosas pueden cambiar. Obama logró que el congreso aprobara leyes que flexibilizaron la discriminación de sectores homosexuales; legisló para que la salud pública volviera a prestarse a sectores necesitados de forma gratuita. De ganar el señor Romney, estas leyes pueden peligrar.
El desencanto de muchos sectores de la opinión norteamericana frente al actual presidente, se debe al incumplimiento de muchas promesas hechas hace cuatro años. El retiro de las tropas de Irak no se cumplió, lo mismo que la disminución de estas en Afganistán, donde lo único que han hecho es violar flagrantemente los derechos humanos. No cumplió la promesa de cerrar la ilegal cárcel de la isla de Guantánamo, donde continúan cientos de personas de diferentes nacionalidades, retenidas ilegalmente y torturadas por los verdugos del Pentágono. Tampoco le cumplió a los más de catorce millones de latinos, residentes en ese país, la promesa de legislar para legalizar su condición de inmigrantes. Presentó un proyecto de ley que fue rechazado por el congreso, en su mayoría republicano y no volvió a insistir. Hace apenas dos meses, expidió un decreto prohibiendo la deportación de jóvenes inmigrantes por espacio de dos años más. Esto suena a politiquería barata, muy similar a la utilizada por los politiqueros latinos para captar votos.  En materia económica no ha sido muy afortunado, pues hasta la fecha ninguno de los banqueros especuladores, responsables del descalabro (burbuja) financiero de 2008, ni siquiera ha sido llamado juicio y el estado continúa financiando ese acaudalado sector. Es decir, con los dólares de todos los contribuyentes, especialmente de los pobres y la clase media, subsidian los más ricos para que no pierdan sus privilegios.
Toda esa política continuista, parecida a la de sus antecesores, desilusionó a un electorado que creyó que el primer presidente negro dejaría huellas a su paso por la casa blanca. Aunque las encuestas dan por ganador un día al señor Obama y al otro día al señor Romney, este último ha cautivado los electores indecisos e independientes, debido a su serenidad, su sencillez y su pasado. Como a mí me gusta hacer cábalas sobre aspectos electorales, creo que el señor Mitt Romney será el nuevo presidente del coloso del Norte.               

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario