perfil en facebook

10/12/2012

¿CREE USTED EN FANTASMAS?



Santiago Villarreal Cuéllar
Cuando yo tenía once años, mi abuela materna murió en su casa de campo. Mi crianza fue muy rica en materia de mitos y leyendas. Que el alma de los difuntos, la patasola, la madre del monte, candilejas, los duendes, el coco y muchos otros fantasmas. A los dos meses de fallecer mi abuela, me encontraba solo en esa casa con las puertas cerradas. De pronto, a eso de la una de la tarde, escuché unos golpes en la puerta y un silbido seco y agudo. De inmediato, me llegó a mi recuerdo mi abuela fallecida y asimilé esos golpes y silbos a su alma. Salí gritando horrorizado hacia un cafetal, hasta encontrarme con mi abuelo y él me consoló del terrible susto. Al regresar a la casa, encontramos a un señor de nombre Chucho, amigo de la familia. Fue él quien golpeó la puerta y emitió los silbos, llamando para constatar si había alguien en la casa. Desde entonces, dejé de creer en fantasmas y comprendí que todos esos fenómenos tienen una explicación científica.
Eso no quiere decir que esos personajes para-normales, fantasmas, seres de otros mundos, no sean una realidad. La ciencia no ha demostrado que existan, ni tampoco que no los haya. Mucha gente jura haber visto el alma de un ser querido y cientos de miles de personas afirman recibir milagros de las almas. El médico venezolano José Gregorio Hernández, nunca imaginó que después de su muerte, compitiera con Jesucristo en veneración, sobre todo en Latinoamérica. La tumba de Pablo Escobar Gaviria en Medellín, mantiene llena de velas encendidas, y se ha creado una especie de secta espiritista de quienes afirman hablar con su espíritu. La muerte misma es venerada en México, y en Guatemala, algunas comunidades llevan viandas a los cementerios en la creencia que el alma de los difuntos regresa para comer. Las películas de terror, donde un fantasma, un vampiro, o un hombre lobo se come los humanos, son las más atractivas para el público.     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario