perfil en facebook

7/25/2012

¿URIBE EN LA OPOSICIÓN?



Santiago Villarreal Cuéllar
Leyendo el discurso pronunciado por el ex presidente Uribe en el homenaje al doctor Fernando Londoño, no deja de sorprenderme la astucia para tratar de engañar a los colombianos. Pretende distanciarse del presidente Santos y presentarse como el nuevo líder de la oposición. La sola pretensión de conformar un movimiento de “puro” centro, deja mucho que pensar, pues el pensamiento de Uribe y de sus más cercanos seguidores es de autentica derecha, inclinada al fascismo. Es verdad que la oligarquía colombiana se dividió a raíz de la llegada del presidente Uribe al poder. Uribe representa una burguesía emergente, producto de negocios especulativos, narcotráfico, traquetos, para-militares reinsertados, a quienes les legalizó sus dineros, ganaderos de la Costa, pequeños industriales y comerciantes. Es el representante de lo que podría llamarse un grupo de ricos cerreros (maleducados), mientras que Santos, pertenece a una burguesía tradicional de familias de alcurnia, de clase y muy bien educadas. Esa es la diferencia entre el rico “levantado,” e inculto, y el rico de tradición y culto. En eso se diferencian los dos líderes políticos.
En lo concerniente a ideologías políticas, ambos son de derecha, los dos siguen el modelo económico neo-liberal, son fervientes defensores del capitalismo a ultranza, de la globalización y son cipayos de los Estados Unidos. Los dos son partidarios de políticas guerreristas y de mentalidad reaccionaria. Recordemos que los falsos positivos sucedieron en el gobierno de Uribe, pero el ministro de defensa era Santos. No existe tal división en el manejo de las políticas de Estado pues ambos abrevan de la misma agua. Lo que sucede es que la coyuntura política es propicia para crear un sofisma de división y una oposición ficticia. Además, los medios mediáticos de comunicación al servicio de la oligarquía, alimentan la comedia. Hasta algunos periodistas y pensadores de izquierda se están comiendo el cuento. Pero si observamos el panorama político del momento, solo encontramos dos fuerzas ideológicas marcadas: derecha e izquierda. Los partidos de la llamada unidad nacional, partido de la U, Cambio Radical, PIN, verdes, liberales y conservadores, representan la derecha. Y los partidos Polo Democrático Alternativo, movimiento Progresista, liderado por el alcalde Gustavo Petro y Antonio Navarro, y la Marcha Patriótica liderada por Piedad Córdoba, representan la izquierda. Esa izquierda, que históricamente ha estado dividida en Colombia, es la autentica abanderada de la oposición; y esa izquierda seguirá siendo la que liderará la oposición en el futuro político del país. Pero la oposición de Uribe, no es más que una jugada maestra para tratar de recoger sectores inconformes con el actual mandatario, es decir, otro embuste.         

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario