perfil en facebook

7/14/2012

¿CREE USTED EN BRUJAS?



Santiago Villarreal Cuéllar
Brujas no existen pero que las hay, las hay, dice un refrán. La mayoría de mis lectores han acudido alguna vez en su vida donde algún tegua, charlatán, astrologo, o personas que dicen leer cartas, el tarot y las líneas de la mano. Lo han hecho con la intensión de contarle sus problemas y por ende encontrar alguna solución. Las primeras brujas aparecieron en la Edad Media. Al menos eso registra la historia de la Iglesia Católica, en épocas en que dominaba culturalmente toda Europa. En aquellos tiempos no era permitida ninguna manifestación religiosa contraria al catolicismo. Por tal razón, cualquier persona que profesara otra creencia era calificada de hechicero, o bruja.
Muchas mujeres, especialmente madres solteras, o damas solteronas que no tenían ningún medio de subsistencia económica, se dedicaban a hacer remedios caseros, rezos y otras ceremonias imaginativas, cobrando a sus clientes algún dinero para vivir. Muchas rezaban las novenas escritas por los mismos teólogos católicos. La fe de los clientes hacía que en muchas ocasiones los favores solicitados se convirtieran en realidad. Entonces, estas mujeres comenzaron a adquirir fama. Pronto los sacerdotes católicos empezaron a perseguirlas, calificándolas, primero de herejes y posteriormente de brujas. Al instituirse la Santa Inquisición, se les condenó a muerte. Pero no a cualquier muerte, sino a ser quemadas en la hoguera de las plazas públicas de pueblos y ciudades. A muchas se sometían a horribles torturas para que confesaran sus ritos. La casería fue terrible y en toda Europa se quemaron cientos de miles de mujeres, calificadas de brujas.
Los tiempos han cambiado para bien de la humanidad y aunque la Santa Inquisición se suprimió, las brujas continuaron existiendo hasta nuestros días. Claro que las del siglo XXI son modernas y ya no vuelan en escoba, ni visualizan el futuro en una bola de cristal. Ahora poseen ordenador (computador) portátil, realizan ceremonias por celular e internet y tienen cuentas bancarias donde les pueden depositar sus honorarios. Y como si fuera poco, pagan programas de televisión.                   

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario