perfil en facebook

6/22/2012

LA VIDA DE LOS ALCOHÓLICOS



Santiago Villarreal Cuéllar
¿Toma cerveza a menudo para calmar la sed? ¿Bebe en ayunas un trago de aguardiente para prevenir el paludismo? ¿Celebra ocasiones especiales tomando licor? ¿Bebe un trago de vino tinto diariamente para prevenir el infarto? ¿Toma trago cada que le pagan la quincena o cada ocho días? ¿Le parece normal beber cualquier clase de licores?
Si su respuesta es afirmativa a cualquiera de las preguntas interiores, o a todas, debe saber que se encuentra dentro del gran grupo de enfermos psicosomáticos, llamados adictos al alcohol. La mayoría de personas que padecen esta patología no se consideran enfermas. Y ese es el problema por el que se niegan a solicitar tratamiento. El alcoholismo pasó a ser la primera causa de muertes en el mundo dentro de los drogas farmacodependientes. Hasta el año 2010, ocupaba ese grupo el tabaquismo, pero en 2011 pasó al segundo lugar. Debes saber que farmacodependientes, no son solo aquellas personas que consumen marihuana, cocaína, o bazuco. Los adictos al tabaco y alcohol, también pertenecen a este grupo de enfermos. Otra cosa es, que tanto el cigarrillo y las bebidas alcohólicas, están legalizadas y cualquier persona las puede adquirir.
El consumo de alcohol no solo causa enfermedades hepáticas como la cirrosis, sino que produce pancreatitis y enfermedades de colon. Su consumo también es causante de la mayoría de accidentes de tránsito, lo mismo que de riñas callejeras y violencia intrafamiliar. Todos estos elementos juntos, producen muertes en todo el mundo. Lo paradójico es que en países como el nuestro, la producción y comercialización de alcohol genera los impuestos destinados a financiar parte del presupuesto de la salud. Las campañas sanitarias para prevenir el consumo de esa droga, no han producido mayores efectos y lo más doloroso es que la juventud se vuelve adicta desde los primeros años de vida.
Si desea dejar la adicción, debes reconocer que estás enfermo. Necesariamente debes solicitar ayuda médica y su rama es la psiquiatría. El tratamiento es largo, costoso, pero vale la pena.           

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario