perfil en facebook

6/01/2012

2012, ¿FIN DEL MUNDO?



Santiago Villarreal Cuéllar
Muchos alucinados pretenden interpretar el calendario Maya, prediciendo el fin del mundo para el 2012. La mayoría de filósofos griegos creyeron que el mundo era eterno. La idea del fin del mundo surgió en el Imperio romano, durante las terribles guerras civiles de Cesar y Pompeyo. Los pueblos que viven la barbarie de una guerra, creen que el fin está cerca. En algunas religiones politeístas también se creyó en el fin del mundo. Las tres grandes religiones monoteístas, (judaísmo, cristianismo e islamismo) predijeron el fin del mundo. En el Antiguo Testamento, Jehová destruía la tierra cada que le daba la gana. En el Nuevo Testamento, algunas sectas interpretan el libro del Apocalipsis como la premonición del fin del universo. Cada que ocurre algún acontecimiento relevante, una guerra, una manifestación de homosexuales, los predicadores religiosos predicen el fin de los tiempos.
La ciencia de la geología ha demostrado que nuestro planeta ha sufrido muchas transformaciones a lo largo de su historia y que ese proceso continuará en el futuro. La Astronomía ha ido más lejos, sentando la teoría del bim-bang, o el origen del universo y sostiene que a futuro ocurrirá otro cataclismo que pondrá fin al tiempo y la materia.
Está demostrado que nuestro planeta es muy frágil, y un solo terremoto que sobrepase los 12 grados de las escalas internacionales, destruiría la raza humana. De la misma forma, el cinturón de pequeños asteroides que se encuentran al exterior de la atmosfera, constituyen un peligro permanente para nuestro planeta. Basta que uno de mayor tamaño traspase la atmosfera para que origine un cataclismo, capaz de desaparecer cualquier vestigio de vida.
 La ciencia nunca ha predicho cuándo podría ocurrir ese desastre. Los científicos son responsables a la hora de hacer afirmaciones y contrario a los “profetas” no especulan con fechas sobre el fin del mundo. Para terminar citaré al filosofo Voltaire, quien sobre el tema afirmó: “sabemos poco del pasado, nos interesa menos el presente, e ignoramos lo que nos depara el porvenir.”        

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario