perfil en facebook

5/23/2012

EL COLAPSO DE EUROPA




Santiago Villarreal Cuéllar
Cuando en la década de los sesenta se empezaron a sentar las bases para la Comunidad Económica Europea, la mayoría del mundo observó con pesimismo este hecho. Sin embargo, en la década de los setenta se consolidó la Unión Europea y entonces fueron las potencias las que se llenaron de pánico. Una Europa unida en lo político, económico y social, constituía una competencia para el dominio geo-político mundial. En la década de los noventa, derrumbada la potencia soviética, la Unión creó su moneda única, el Euro. Con ello se consolidó su poderío y colocó el dólar en un segundo plano.
Pero los líderes políticos de la eurozona, introdujeron el nefasto modelo económico neo-liberal, creado por el británico Adam Smith, en el siglo XIII y rediseñado por el judío Milton Friedman, en la década de los sesenta del siglo pasado. La Universidad de Chicago, se convirtió en la matriz de los nuevos economistas que posteriormente recetaron el modelo, no solo para los países desarrollados, sino para los subdesarrollados. La señora Margaret Thacher lo introdujo en su país, Inglaterra, a comienzos de los ochenta; Ronald Reagan siguió su ejemplo en Estados Unidos y Helmut Kohl en Alemania. Pronto los demás países de la eurozona siguieron ese mal ejemplo.
Este perverso modelo económico, aplicado a las políticas estatales, consiste en privatizar  las empresas del estado. Lo público se vende al mejor postor y los voraces compradores, generalmente sociedades anónimas, de las que nadie conoce sus dueños, compran las empresas estatales. Se privatiza la electricidad, las empresas de telecomunicaciones, los acueductos, carreteras y todo lo público. El Estado se reduce a lo más mínimo. Los servicios de salud, educación y seguridad social se privatizan, colocándolos en manos de particulares, quienes prestan un mal servicio, cobrando caros honorarios. Cualquier parecido con lo que sucede en Colombia, puede ser una fatal coincidencia.
Las naciones de la eurozona, otrora con los mayores estándares de vida, con seguridad social, alimentaria, de educación y salud para todos los ciudadanos, hoy se encuentran al borde de la indigencia. Los Estados no tienen nada más que vender y entonces se contraen deudas con bancos, cuyos propietarios son las mismas sociedades de dueños invisibles, invirtiendo esos recursos en no se sabe qué. Lo cierto es que esas naciones, hoy se encuentran endeudadas y al borde de la quiebra. España tiene los más altos índices de desempleo, seguida de Italia y Portugal. Y ni qué decir de Grecia, nación que tendrá elecciones el próximo 17 de junio y con la decisión que allí tome el pueblo, seguramente comenzará el colapso de la Unión.      

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario