perfil en facebook

11/18/2011

TRIUNFÓ EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL COLOMBIANO


Por: Santiago Villarreal Cuéllar

La llegada de Cesar Gaviria Trujillo, en 1990 con su "revolcón," nombre con el cual bautizó la imposición del modelo económico neoliberal, significó el fin del movimiento sindical y por ende cualquier factor de protesta pacífica. Se satanizó el sindicalismo, se le acusó de todos los males, de la quiebra de las empresas estatales y privadas. Se botaron cientos de miles de trabajadores estatales y se liquidaron cientos de sindicatos. Surgió el empleo chatarra con sus contratos a término fijo por tres y seis meses. Proliferaron las llamadas cooperativas de trabajo, que continúan desangrando al pobre trabajador y  se suprimió cualquier clase de manifestación de inconformidad. Aunque no se prohibió constitucionalmente, sí se impuso un veto extralegal. Hasta los mismos sindicalistas que aun quedan, les da pena salir a protestar y si lo hacen nadie los apoya.

Sin embargo, el movimiento estudiantil, contagiado del anti-sindicalismo, tímido hasta hace unas semanas, despertó de su letargo y se lanzó a la calle. Bastó que el gobierno presentara  el proyecto de ley 30 que no es otra cosa que una receta neoliberal, con un maquillaje de financiación mixta de la educación, para que el estudiantado reaccionara. ¡Y de que manera! Como nunca lo habían hecho. Con imaginación, diseñaron estrategias pacíficas y pedagógicas para protestar. Fue emocionante ver a cientos de miles de adolescentes y jóvenes de ambos sexos, marchar por las diferentes calles de pueblos y ciudades reclamando lo justo: que se retirara ese nefasto proyecto. Y lo lograron. El mismo señor presidente se encargó de impartir la orden de archivar semejante mamotreto.

Pero la protesta no debe parar allí. Este organizado movimiento estudiantil, tiene ahora un gran desafío. Apoyar la semilla de los indignados que queremos en Colombia sepultar de una vez por todas el modelo económico neoliberal. La lucha no será fácil, ni será a corto plazo. Pero en Europa ya comenzó, saltó a Chile, llegó a los Estados Unidos y lo tenemos en Colombia. Felicitaciones al movimiento estudiantil colombiano.   

 


SANTIAGO VILLARREAL CUELLAR
http://nuevaera66.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario