perfil en facebook

11/18/2011

SECTAS CRISTIANAS FUNDAMENTALISTAS


Por: Santiago Villarreal Cuéllar

Se les denomina también iglesias unitarias, por ser partidarios de la doctrina evangélica de que Jesús fue el mismo Dios en carne y hueso sobre la tierra. La disputa nació después del Concilio de Nicea del año 325, cuando la Iglesia Católica Romana, recopiló y codificó los cuatro evangelios. Instituido el obispado, uno de ellos, el obispo Arrio, consideró que la trinidad no existía y se sujetó a los evangelios que dicen que Jesús es el mismísimo Dios y que prueba de ello fue que al resucitar, subió a los cielos al tercer día y se encuentra allí. Fue necesario que la Iglesia Católica convocara otro Concilio, en el año 341 en la ciudad de Antioquía. Sin embargo, allí se definió todo lo contrario, pues la mayoría de obispos, iluminados por el Espíritu Santo, según ellos, fueron de la opinión de que existían tres personas diferentes: Padre Hijo y Espíritu Santo, por lo que la trinidad continuó predominando hasta nuestros días.

Después de la Reforma de 1540, es decir, cuando surgieron las iglesias protestantes, se originaron varios movimientos que apoyan la teoría de que Jesús es Dios. Nació así la Iglesia Fundamentalista en Estados Unidos, a mediados del siglo diez y nueve. Al finalizar ese siglo, surgió la Iglesia Pentecostés, la más arraigada defensora del unitarismo cristiano. A principios del siglo veinte, un sector de esa Iglesia se dividió y formó la Iglesia Pentecostal. Fue esa misión la que irrumpió en América Latina, en la década de los años veinte del siglo pasado y es la más numerosa de las sectas protestantes de este continente. También la que más crece en creyentes.

La discusión se centra en teorías muy sencillas y vagas. Mientras los teólogos trinitarios dicen que bautizan en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, porque así lo dicen los evangelios, los unitarios bautizan en nombre de Jesús, porque de igual manera así lo dicen los evangelios. La verdad es que ambas cosas dicen los evangelios, por lo que ha sido, y será imposible ponerlos de acuerdo. Como la mayoría de los fieles de esas sectas son ignorantes en materia de filosofía, teología y lógica, se dejan engañar fácilmente y creen que cada uno de sus pastores les dice la verdad.   


SANTIAGO VILLARREAL CUELLAR
http://nuevaera66.blogspot.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario