perfil en facebook

3/19/2017

Militarizar no es sinónimo de seguridad


Santiago Villarreal Cuéllar

La táctica recurrente de militarizar pueblos y ciudades para mitigar la inseguridad es un pilar de regímenes incapaces de solucionar las causas que originan la delincuencia común. Antes de diagnosticar el origen del aumento de atracos, asesinatos y demás delitos, se busca aumentar el pie de fuerza de policía, y hasta destinar tropas militares para controlar el fenómeno delincuencial.

Al comienzo es funcional, recibiendo piropos y aplausos de los ciudadanos víctimas de la delincuencia. Pero con el correr de los días y semanas, cuando ese ejército permanece en el barrio, calles y campos, se vuelve incómodo y fastidioso, porque esa tropa termina atropellando, no a los delincuentes que son minoría y generalmente elude los controles, sino a la ciudadanía honesta y laboriosa que se cansa de requisas, retenes y controles excesivos. Además, la presencia de tropas en campos y ciudades, espanta al turista cuando estas regiones tienen como potencial esa valiosa industria. Los sitios turísticos siempre están desprovistos de policía uniformada porque la presencia de tropas asusta al visitante que asocia esta comparecencia como un síntoma de que algo anda mal.

El signo más claro de un país, región o pueblo en particular donde aumenta la delincuencia común, es la falta de oportunidades, el desempleo, la marginalidad social y el divorcio del estado como principal motor de asegurar el bienestar de sus súbditos. Los países donde la inseguridad es mínima o nula, son estados donde los ciudadanos pagan altos impuestos pero estos se ven reflejados en el bienestar de todos. Cuando uno ve naciones como Dinamarca, Suecia, Finlandia, solo para citar pocos ejemplos, donde las cáceles están desocupadas y la presencia policial es mínima, se da cuenta que allí nadie aguanta hambre, no hay “habitantes de calle”, ni se ven niños durmiendo en los andenes, la salud y educación es gratuita para todos los humanos, y existe un seguro universal que pensiona a todas las personas al cumplir determinada edad, garantizando una vejez digna      


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario