perfil en facebook

2/27/2016

Maestro Alfredo Vargas se pronuncia sobre su cruel detención


Santiago Villarreal Cuéllar

Palabras salidas de lo profundo de su ser; con sentimiento espiritual, como todo lo que hace, plasma y escribe; poesía para cantar desafiando al opresor; ese que un día puso cadenas tratando de levantar su dedo acusador para justificar la vergüenza de haberse equivocado al detener una antorcha del arte. 

Escrito con el más profundo sentimiento de gratitud, el maestro Alfredo Vargas Muñóz publicó una extensa misiva, en la página de La Fundación Para la Defensa de los Derechos Humanos, donde no solo expresa sus agradecimientos a quienes nos solidarizamos el día de su injusta y cruel detención, sino que rechaza vehementemente ese atropello contra su personalidad. 

A continuación publicamos la epístola.


EL DELITO PUNIBLE DE UN POETA HUILENSE IN CULPADO POR LA LEY DEL HOMBRE DE ELEGIR EL DESCONOCIDO CAMINO DE LA VIDA….Que nos señalara el Maestro Supremo Jesus

POR: ALFREDO VARGAS MUÑOZ

Muy apreciados hermanos y hermanas que levantaron su voz en favor de la vida para defender esos valores perdidos y olvidados, del altruismo, la generosidad, la solidaridad y la bondad, hoy proscritos en el corazón de los hombres, reciban mi gratísimo saludo de paz y bien...Ellos son:
Cecilia Vargas Muñoz, Esperanza Vargas Muñoz, HermannAyerbe, Miltón Morales Grillo, Felipe Narváez Galindez, Álvaro Pérez, Rodrigo Cuéllar Ricci, Luz Emilia Bahamón,Victor Manuel Ortiz, Nelsón Ortiz, Roberto Delgado Álvarez, Santiago Villarreal Cuéllar, Alba Luz Díaz, Nubia Ortiz Tovar, Juancho Monje, Roberto Suaza, Carlos Augusto Peña, Diana Carballo, María Amparo Rojas, Angie Peralta, Sandra Inés Bernal Páez, Luz Becerra, María Clara Rincón Trujillo, Henry su esposo e hijos, Marino Medina, Jefferson Álvarez, a las gemelas Luisa Fernanda y Angélica Chica Olarte, Yuvelly Vargas… y además a muchas otras personas que no se porque razón fueron borradas de las redes sociales, quienes me manifestaron de manera muy efusiva su solidaridad y altruismo para conmigo…Reciban mi gratíssimo saludo de paz y bien…
Además debo comenzar expresándoles mi profunda y generosa gratitud por sus fraternas manifestaciones y cálido apoyo en estos momentos álgidos de apremio, conmoción, alarma y dolor…cuando inesperadamente nuestro derecho natural a la gracia de la vida…de manera sorpresiva e inusitada se ve amenaza, vulnerada, coartada, violentada, amedrantada, estigmatizada y despreciada de manera ignominiosa, burlesca, burda e intimidatoria por representantes de la ley –leáse y.e.l-…
Dentro de esta sociedad moderna pervive y está vigente la persecución, el acoso, la amenaza perentoria y las acusaciones fraudulentas e incendiarias por parte del establecimiento, constituidas en una costumbre que siempre ha ido en contra de los pobres, inocentes y desposeídos, que siempre han estado en desventaja.
La ley de nuestro país, según se dice, aboga por una libertad religiosa y me doy cuenta, pues lo estoy padeciendo, que aún pervive la persecución, el acoso, la amenaza perentoria contra los cristianos actuantes y verdaderos que siguen como mejor pueden el camino de la luz de la verdad de la vida que nos señalara con su ejemplo claro y nítido, de luz universal, el Maestro Supremo, Jesús de Nazareth.
Quiero decirle a Edgar Guaca, uno de los comandantes de la gendarmería policial de San Agustín, que fue quien dirigió la operación con varios de sus subalternos para acusarme, amedrentarme y finalmente privarme de la libertad, basado en una intriga febril por parte de un guaquero ansioso de dinero y figuración y naturalmente carente de veracidad, de juicio, fundamento y validez “legal, considerando la legalidad como una práctica justa, honesta, veraz e igualitariao para dirimir y sentenciar lo punible”.
Quiero expresarle hermano Edgar Guaca, mi rechazo vehemente por eso acto amenazante de desprecio, agresión e intimidación por parte suya y sus subordinados en mi contra…suceso que produce mucha pena y extrañeza… pues usted ya me conocía y no se le olvide ese domingo lluvioso, hace algunos años aquí en el parque del Valle de Laboyos…
cuando usted me abordó y estuvimos hablando por espacio de casi dos horas; sobre el acontecer de mi vida y también me manifestó su interés por la psicología y la filosofía…además quiero pedirle que no me mire como un enemigo, pues un cristiano real no debe sentirse enemigo de ningún hombre…no se le olviden las palabras generosas, fraternas, altruistas y de bondad plena del Maestro Supremo Jesús… cuando nos dice ¡ama a tu enemigo!; además el buen maestro de Nazareth decía a los hombres…yo no estoy en contra de ningún hombre…sino de los males que lleva dentro…ojalá que usted junto a los otros hermanos policías, a los cuales conocí en ese momento abrupto e inesperado, hayan podido leer los mensajes y poesías que les entregué y que son una confesión optimista, viva y fraterna…pues un cristiano verdadero tiene el deber de recomponer y afianzar los destruidos lazos de la gran familia humana.
Quiero hermano solicitarle la anulación de esa acusación tendenciosa, nefasta y fraudulenta, en extremo nociva y amenazante…proferida por ustedes en mi contra y que pende sobre mi ser físico y espiritual como la espada de Damocles.. .
Nunca antes en la historia humana, la mentira había ocupado, adquirido, usurpado y violentado… de manera tan certera, apabullante, contundente y desafiante…el valor y lugar cimero de la verdad; como en estos tiempos tumultuosos, aciagos, nebulosos y turbulentos…donde cobra vigencia absoluta la inversión de valores…
Hoy por hoy el pecado no es pecado… la culpa no es culpa, al mal se le llama bien y al bien se le llama mal, lo blanco es negro y lo verde colorado…el lema vigente actual es…cada quien haga lo que quiera…pues el dios dinero que rige y conduce la fatalidad galopante del mundo te absolverá…
Como una necesidad inalienable debo recordarle a mucha gente del Valle de Laboyos quien es Alfredo Vargas Muñoz...
Alfredo Vargas recibió el mejor legado que pueda recibir un ser humano de sus padres…y fue Aura Muñoz de Vargas, su madre, quien dejara en su mente y en su corazón esa impronta viva, ese saber ancestral -que nadie te puede quitar-…El arte ceramístico del modelado más con el corazón que con las manos, de ese elemento telúrico y maleable, conocido como arcilla…Que Dios quiso; en su inmensa bondad y sabiduría constituirlo como refugio de identidad para el acontecer de la vida de los hombres…
Aura Muñoz de Vargas dejó impreso en la memoria de mi corazón, un legado poético, cristiano, contenido en sus poesías cantadas en esos días nítidos de infancia…iluminados con la luz estelar de la Navidad que desciende del cielo de Belén; vivencia que me acompañó desde niño en mi arduo trasegar por los nuevos y desconocidos caminos que me señala la nítida luz de la vida.
En los años 70 Alfredo Vargas Muñoz levantó en el barrio Jardín en un área de terreno comprado a Campo Elías Castro Tovar, el taller de cerámica más grande del Valle de Laboyos en esa época, donde recibió a muchos jóvenes, muchachos y muchachas, desempleados, anhelantes de aprender el arte ceramístico…a quienes fue instruyendo en la labor con mucha paciencia y esmero durante largos años; entre ellos puedo nombrar a Gloria Polo, Ruth Polo, Víctor Polo, Constaín y Nirce Polo, Honoreth Idarraga, José Pacheco y Delio, Rosa Hermida y hermano, y muchos otros jóvenes a quienes di trabajo e instrucción sobre el arte ceramístico y el modelado de la arcilla, en esa época arte por lo demás novedoso y desconocido aquí en esta ciudad.
Por mi taller de cerámica pasaron más de medio centenar de jóvenes ansiosos de aprender el novedososy llamativo arte de elaborar figuras y objetos en arcilla decorados con vistosos colores…labor que aprendieron conmigo y que se constituyó en su arte y profesión como fuente de sustento para poder defenderse en la vida. Profesión que por inercia cultural en el transcurrir del tiempo se fue transmitiendo a sus hijos, familiares y allegados de su entorno humano más cercano.
Alfredo Vargas fue el primero en hacer reproducciones fieles en arcilla de los monolítos del Parque Arqueológico de San Agustín, desde miniaturas de cuatro centímetros hasta figuras de mayor tamaño que sobrepasaban su medida en más de un metro. De esta manera, el través de sus reproducciones de cerámica de estas esculturas pétreas difundió e hizo conocer por toda Colombia la existencia de dicho parque arqueológico, que en esa época ya distante en el tiempo, era poco conocido y publicitado en el país.
En los años ochenta recién retorné de Italia, dicté por espacio de dos años en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá a través de extensión cultural, en esa época dirigida por el escritor Isaías Peña Gutiérrez, talleres de modelado, elaboración de murales en arcilla, decorados con engobes naturales de gran variedad cromática…con imágenes referentes a nuestra cultura ancestral andina y meso-americana.
Alfredo Vargas Muñoz se desempeñó como profesor de lengua italiana por espacio de medio año en el Liceo Don Bosco de Pitalito, dirigido por los profesores Carlos Losada y Sandra Bernal.
Dentro de su acontecer poético podemos referenciar su activa participación en el Año Riveriano, desarrollado en la Universidad Surcolombiana en el año 1988 –in memoriam- de nuestro gran versificador naturalista José Eustasio Rivera, en los cien años de su nacimiento…participando profusamente con sus trabajos poéticos, publicados en el transcurso de ese año, dedicado a nuestro gran poeta Rivera, en la revista cultural de la Usco, Vorágine.
Por otro lado ha publicado los libros –Historia desconocida del nacimiento de Jesús, denominado En el cielo de Belem, la estrella migratoria nos anunció….y los libros de poesía, Cuatro rutas de palabras; colectivo que reúne a cuatro poetas del Huila, y el libro Viaje nítido a cielo abierto…que confluye con su viaje geográfico y fluvial por los verdes caminos de Suramérica.
Por ahora dejo suspendido el acontecer poético de mi viaje onírico a cielo abierto, pues la referencia continuará; porque mi viaje ha sido como dicen los italianos –a lungofiato- de largo aliento…
Me doy cuenta muy asombrado y conmovido que mi aporte cultural, humanista y cristiano para mucha gente de mi pueblo, no tiene ninguna relevancia, trascendencia, validez, como necesidad esencial infaltable para edificar y fortalecer la cultura humana.
Me causa mucha extrañeza la negativa y el desprecio que recibí por parte de Pedro Martín Silva, durante su paso por la alcaldía….pues el entusiasmo y expectativa creada por El, durante su campaña respecto al arte y cultura de nuestro pueblo, tocaron mi ser interior de hombre poeta dedicado a enaltecer esos valores culturales tan negados y casi proscritos dentro de nuestra debilitada cultura, representada principalmente por la poesía, el arte literario, el arte pictórico, el arte ceramístico y el musical, que son el fundamento vivo, de todo pueblo que reconozca y entienda el significado y necesidad no pragmática sino espiritual, que conlleva el acontecer legítimo del arte.
Yo me pregunto por qué razón el ex alcalde Pedro Martín me despreció e ignoró la propuesta que le hiciera para crear en mi sencilla y apacible residencia verde… la Biblioteca con libros reales en favor de la infancia olvidada de nuestro Valle de Laboyos.
No desconozco en Pedro Martin su capacidad natural en favor del progreso urbanístico, modernista para la Ciudad. Me producía en mi ser interior, un esbozo de esperanza su simpatía y sonrisa de adolescente cuando me saludaba durante la campaña, con un abrazo, eso es algo muy importante para el afianzamiento en la comunicación humana pero a eso hay que agregarle la buena voluntad, para las causas nobles… y más cuando son en favor de la niñez.
Es desalentador y me causa conmoción y asombro, tanto seguimiento, tanto desprecio, animadversión y asedio para el acontecer de mi vida.
El poder corrosivo de la envidia, el odio, la enajenación mental, asociados al vacío espiritual, han ganado mucha audiencia dentro del entramado social de nuestro lastimado país… por otra parte quisiera preguntarle a Edith Vargas Muñoz, Mery Vargas Muñoz, y a Noel Vargas, a quienes durante casi toda mi vida considere mis hermanos, pues ahora se y entiendo que sentimientos de hermandad y humanismo hacia mí nunca han tenido…
porqué razón hace ya algunos años orquestaron una agresión burda y burlesca en mi contra… demandándome ante la Justicia por Interdicto ‘Persona imposibilitada psicológicamente para conducir, percibir, evidenciar y resolver de manera racional los problemas inherentes… determinados por la propia cultura e idiosincrasia y en esta ocasión la ley profirió su veredicto, “a mi favor” condenando a mis detractores y acusadores a pagar la irrisoria suma de QUINIENTOS MIL PESOS por su alevosía e injuria en mi contra … suma que nunca recibí. El abogado encargado para responder esta demanda en esos años fue Gerardo Dussan Peña.
Las personas que gentilmente declararon a mi favor fueron: El presbítero altruista y cristiano, residente en Garzón Agustín Sierra Losada, quien se esfuerza por guardar fidelidad a la verdad contenida en el evangelio.
También le entregó a la justicia su declaración a mi favor, el pintor naturalista residenciado aquí en el Valle de Laboyos, Carlos Calderón Torres y por último también me ofreció su apoyo moral con su declaración a mi favor, la muy apreciada hermana Shirley Valencia.
Muy gentilmente,
Alfredo Vargas Muñoz
Valle de Laboyos, febrero, 2016.
Como un árbol
Como un árbol soy…
de nacimientos despaciosos
callados
de sonidos que trae la luz
a los oídos silenciosos…
un árbol que levanta
sus brazos hacia el cielo
para abrazar la lluvia
entre sus hojas
y agradecer al sol…
el significado de la sed
y el nacimiento temprano
de los días
que germinan
en el áureo horizonte…
de la blanca cima del cielo…
*Poesía para refrescar y revivir en la memoria del corazón de algunos hombres extranjeros, con poder y capacidad legal extraordinaria para sentenciar y aniquilar cerca de dos millones de árboles de nuestra radiante y verde geografía surcolombiana…

  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario