perfil en facebook

1/18/2016

Buscar una vida espiritual


Santiago Villarreal Cuéllar

La espiritualidad no siempre está relaciona con aspectos religiosos; durante siglos nos enseñaron a ser creyentes, dogmáticos; a orar, o rezar; adoramos ídolos, imágenes, dioses abstractos, hasta llegar a la superstición; creemos en supuestos poderes de piedras, aguas, u otros elementos externos, culminando en una rutina, y abandonando la verdadera vida espiritual. 

Naturalmente la espiritualidad es más fácil encontrarla en las diferentes corrientes filosóficas y religiosas. En las religiones monoteístas (judaísmo, islamismo y cristianismo) y sus derivaciones sectarias, mucha gente, quizá un 70%, vive realmente una vida comprometida espiritualmente. En las religiones politeístas y sus ramificaciones, también el 80% de sus adeptos viven una experiencia espiritual. Son  muchas las personas alrededor del mundo, que sin pertenecer a ninguna denominación religiosa, vive espiritualmente. Muchos ateos también tienen una vida espiritual, porque para inspirarse en estos asuntos no necesariamente necesitamos de religiones.

El concepto espiritual es subjetivo, y por esa razón las ciencias sociales, específicamente la psicología, enseña que la tranquilidad mental, la meditación y otros hábitos personales, generan en el ser humano una verdadera vida espiritual. Ahora, lo importante es que usted se identifique plenamente con la espiritualidad sin importar la corriente de pensamiento filosófico o religioso al cual pertenezca. Si usted es católico, protestante, budista, masón, gnóstico, judío o musulmán, debe aprovechar esa maravillosa doctrina para vivir plenamente su espiritualidad. El ser espiritual es aquella persona tranquila, tolerante, sin prejuicios de ninguna naturaleza, comprensiva, radiante de energía positiva, optimista y sin rencores o remordimientos. Los seres verdaderamente espirituales no reniegan de la vida, de las dificultades y de las enfermedades. Busca soluciones, propone alternativas a las distintas dificultades tan comunes en el ser humano, y acude a los médicos buscando tratamiento para sus patologías.
Si deseas llegar a un alto nivel espiritual en su vida, contempla las aguas (ríos, lagunas, mares), observa detenidamente las flores, vea los detalles de su formación y sus colores. Admire la belleza de las montañas, los valles y vivirás plenamente la espiritualidad.    




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario