perfil en facebook

7/01/2015

Ejecuciones extrajudiciales & impunidad


Santiago Villarreal Cuéllar

Produce escalofrío el detallado informe entregado el pasado 24 de junio sobre ejecuciones extrajudiciales ocurridas en Colombia, entre los años 2002 y 2008, divulgadas por la organización Human Rights Watch, conocidas como falsos positivos. El documento de 105 páginas titulado “El rol de los altos mandos en falsos positivos: Evidencias de responsabilidad de generales y coroneles del Ejército colombiano por ejecuciones de civiles,” deja claro que fueron los altos mandos, seguramente desde la presidencia de la república, el ministro de defensa y cúpula militar, quienes diseñaron un macabro plan para asesinar personas humildes, en su mayoría indigentes, algunos con discapacidad mental, y otros con antecedentes judiciales. La siniestra estrategia consistió en reclutar estas personas con promesas falsas, llevarlas hasta determinados lugares, vestirlos con prendas militares y luego asesinarlos a sangre fría. Posteriormente ponían en sus manos algún arma y las presentaban como presuntos insurgentes muertos en combate. El descaro y la sevicia, llegó a tal punto que en muchas ocasiones acribillaron civiles inocentes, campesinos inermes, y gente del común, presentándolos luego como milicianos de la guerrilla. Este horroroso plan parece copiado de las SS alemanas durante la era nazi, donde se realizó una “limpieza” social y étnica por parte de agentes del gobierno de Hitler.
Según lo afirmó el señor Miguel Vivanco, vocero de esta organización para Latino-América, son más de tres mil casos los que investiga a paso de tortuga la fiscalía general de la nación. Pero lo más escalofriante es saber que hasta la fecha solo han sido procesados algunos sub-oficiales y soldados, mientras coroneles, generales, el ministro de defensa de la época y el presidente de la república de ese periodo, siguen libres, campantes, vociferantes, muchos de ellos premiados con altos cargos y gozando de inmunidad, que es lo mismo que impunidad. ¿Qué autoridad moral y ética tienen algunos de estos presuntos responsables para gritar a los cuatro vientos que quieren paz sin impunidad? No pueden argumentar que estas actuaciones se hicieron a sus espaldas. En cualquier estado de derecho, los altos mandos militares, desde su comandante supremo que es el presidente, pasando por su ministro de defensa y cúpula militar, son responsables por acción o por omisión de los delitos cometidos por sus subalternos. Tenemos ejemplos: los ex presidentes Rafael Videla, Roberto Eduardo Viola y demás miembros de la junta militar argentina, fueron condenados a sendas penas por las desapariciones y ejecuciones extrajudiciales en su país; Alberto Fujimori ex presidente del Perú y su principal asesor de seguridad Vladimiro Montesinos, purgan penas de prisión por los delitos de ejecuciones extrajudiciales. Colombia no puede ser la excepción.      

     

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario