perfil en facebook

12/26/2014

Secretos para recibir el nuevo año


Santiago Villarreal Cuéllar

Es muy común en la noche de año viejo comer doce uvas pidiendo un deseo, y esperar que se cumplan durante todo el año; o salir a caminar llevando  maletas de viaje llenas de ropa para tener muchos viajes durante el año; también se utilizan espigas de trigo y un pan bastante grande para que no falte alimento durante todo el año; las tres monedas de oro, o cobre frotándolas con las manos a media noche para que no falte dinero durante el nuevo año.  Estos son solo algunos de los muchos augurios conocidos en Latino-América y otras naciones del mundo para esperar el año nuevo.
Quizá muchas de estas creencias sean eficaces pues la fe de la mente humana es creativa y debido a ese fenómeno invisible muchas de las cosas que deseamos se plasman en la realidad. Nuestra cultura está formada por creencias religiosas, muchas de ellas sincretizadas con ritos ancestrales, derivándose de allí toda esta gama de augurios que han enriquecido nuestro folclor, nuestra fantasía y nuestros sueños.
Me permitiré aportar algunos secretos para recibir con energías positivas el nuevo año, y dejar las negativas con el año viejo. Bañar el cuerpo con agua de lluvia y jabón de la tierra, la noche del 31 de diciembre, antes de las doce, permite dejar atrás todas las malas influencias. El primero de enero debe bañar su cuerpo con agua de laguna o  río, y en lugar de jabón debes utilizar panela raspada, o azúcar si no tenemos panela a la mano. Otro secreto consiste en preparar un baño que puede ser utilizado también para regar la casa y negocio, utilizando plantas amargas como verbena, salvia blanca, hojas de naranjo agrio, ajenjo, hojas de laurel o mirto. Maceradas dichas plantas en agua de río, se bañará en la noche del 31; y para el primero de enero debe bañar su cuerpo con un riego elaborado con plantas dulces como altamisa, tomillo, romero, albahaca y menta, agregando miel de abejas.   


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario