perfil en facebook

7/04/2014

Sexualidad y morbosidad


Santiago Villarreal Cuéllar

En pleno siglo XXI todavía existen personas que califican de morboso a quien aborda temas relacionados con la sexualidad. De acuerdo con la Academia de la Lengua Española, morbosidad significa hablar de algo desagradable, prohibido o cruel. Hablar de sexo no es desagradable, al menos que quien escuche o lea sobre el tema tenga alguna aberración psicológica al sexo, aspecto que indica una patología mental desordenada, que debe ser tratada profesionalmente. En este siglo afortunadamente la prohibición relacionada con el tema de la sexualidad humana desapareció, y solo en sociedades teocráticas, gobernadas por fundamentalistas musulmanes, este tema continúa vedado. Hablar y escribir acerca de la sexualidad no puede ser de ninguna manera cruel, por lo menos si se respeta la igualdad de géneros y diferentes opciones sexuales. Establecer temas relacionados con el sexo no se deben calificar de morbosos, siempre y cuando se conozca el significado de esta palabra.
Desafortunadamente todavía existen sociedades en Latino-América y otras regiones del mundo, donde la sexualidad continua siendo tabú. En parte por falta de una educación sexual desde las mismas escuelas, y universidades, y en parte porque aunque se tenga algún conocimiento sobre sexo, los fanatismos religiosos continúan siendo bastante arraigados en la mentalidad de las personas. Los líderes religiosos de diferentes corrientes de pensamiento, llámense cristianos, musulmanes u orientales, deben comprender que el sexo no puede ser malo, porque si así fuera, entonces los dioses, supuestos creadores de los humanos, no hubieran cometido el disparate de haber creado el sexo. La sexualidad como ciencia es relativamente nueva, razón por la que todavía se escandaliza abordar el tema con la claridad que la ciencia exige. Los mismos medios de comunicación muchas veces no permiten abordar el tema de forma científica, pero desafortunadamente algunos lo hacen de forma tergiversada como aquellos mensajes emitidos por las telenovelas.
Hablar o escribir sobre sexo, no debe considerarse malo, pecaminoso o falta de respeto hacia los demás seres humanos; por el contrario, debemos abordar la sexualidad de manera científica y responsable.     


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario