perfil en facebook

6/21/2014

Sexualidad y genitalidad


Santiago Villarreal Cuéllar

La mayoría de la gente incluyendo algunos profesionales de la psicología, utilizan la palabra sexualidad para referirse a las relaciones genitales. Sin embargo, las relaciones sexuales son una cosa y las relaciones genitales son otra, aunque ambas están estrechamente relacionadas. La sexología, ciencia que estudia la sexualidad humana, describe las relaciones sexuales como aquellas donde juega un papel fundamental toda clase de estímulos, como caricias, besos, abrazos, masajes, afecto, emociones y zonas erógenas. La piel del ser humano es sexuada, es decir, que responde con sensaciones placenteras ante cualquier estímulo. Por ejemplo: las caricias, masajes y abrazos prolongados, producen una sensación placentera, y dan tranquilidad emocional. Si estas caricias se realizan en las llamadas zonas erógenas, el placer será más intenso, y si las mismas se efectúan en los órganos genitales, el placer será pleno. Entonces, una relación sexual es un abrazo, una caricia, un beso, un masaje, tomarse de la mano, brindar afecto; el amamantamiento de la madre hacia el niño, se considera una relación sexual, aunque este calificativo parezca escandaloso. Cuando nos abrazan sentimos una sensación placentera; lo mismo sucede cuando nos acarician alguna parte de nuestra piel, y ese mismo estímulo recibimos cuando nos brindan afecto.
Las relaciones genitales son aquellas donde los órganos de la reproducción, testículos y pene en el hombre; vulva y vagina en la mujer, juegan el rol principal de una función relacionada con la sexualidad. Cuando hay penetración del órgano genital masculino en el órgano genital femenino, allí se configura una relación genital. También se considera relación genital cuando el ano es penetrado por el órgano genital masculino, u otro objeto que origine placer. La sexología considera esta zona erógena (el ano), tanto en la mujer como en el hombre, como un lugar donde se produce máximo placer. Y aunque toda relación sexual ocasiona placer, son los órganos genitales los que producen la máxima sensación placentera en los humanos. Esto se debe a que somos  poseedores de mayor corteza cerebral que los demás animales.          


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario