perfil en facebook

5/27/2014

¿Somos de origen extraterrestre?


Santiago Villarreal Cuéllar
Las investigaciones realizadas por diferentes universidades del mundo, especialmente las norteamericanas, europeas y australianas sobre la composición química de meteoritos caídos sobre la superficie de la tierra en diferentes épocas, muestran elementos conocidos en nuestro planeta. Todos estos pedazos de piedra llegadas del inmenso espacio universal, poseen calcio, carbono, cobre, helio, hierro, oxigeno, potasio, fósforo, zinc, para mencionar los más conocidos. Valga decir que estos restos de meteoros corresponden a diferentes épocas, pero los más recientes poseen el mismo componente, indicando que no es producto del tiempo que hayan permanecido en la tierra absorbiendo algunos de estos químicos, como afirman algunos. Estos minerales son producto de las grandes explosiones cósmicas acaecidas hace millones de años en todo el universo, indicando que seguramente todos los planetas de nuestro sistema solar poseen todos, o parte de dichos componentes en sus masas de materia. Podríamos especular que en el inmenso universo esos elementos químicos componen los distintos sistemas, estrellas y demás objetos inmersos en el infinito.
Sabemos que la composición química de los seres vivos de la tierra, poseen parcialmente algunos, o todos estos minerales encontrados en el universo. La sangre de los humanos tiene gran cantidad de oxígeno y hierro; en el resto de nuestro cuerpo, masa cerebral, tejidos, músculos y huesos, encontramos varios, o todos los minerales mencionados, que también se encuentran esparcidos en el universo. ¿Será esto casualidad? ¿O será que nuestra materia terrestre, incluyendo la composición humana llegó del exterior de nuestro planeta? No cabe duda, según las investigaciones científicas, todos los minerales encontrados en nuestro planeta, tienen su origen en las explosiones cósmicas. Recordemos que nuestro planeta es muy joven, según las edades astronómicas, lo que indica que los minerales son anteriores a la formación de la tierra. Es decir, que dichos minerales llegaron a nuestro planeta en ciclos diferentes, a lo largo de las edades de formación y evolución de la tierra. La aparición de la vida humana es mucho más reciente, acaecida posterior a la desaparición de los dinosaurios.


Hasta nuestros días, dos corrientes de pensamiento predominan sobre la explicación de la aparición del ser humano: las corrientes religiosas politeístas y monoteístas, coinciden en asegurar que el ser humano es creación divina, y el judaísmo y cristianismo se atreven a decir que somos a imagen y semejanza de Dios. La otra corriente de pensamiento es científica y afirma que el ser humano es producto de largos años de evolución de las especies. Sin entrar en controversia, diremos que los elementos químicos que componen la materia humana, es de origen extraterrestre.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario